La sabiduría convencional ha promovido durante mucho tiempo los beneficios para la salud de caminar, pero una nueva investigación está arrojando luz sobre cuántos pasos necesitas realmente para empezar a cosechar estos beneficios.

Según el análisis más grande realizado hasta la fecha en esta área, el simple acto de caminar puede tener un impacto sorprendentemente positivo en la salud, y los umbrales para desencadenar estos efectos beneficiosos son más bajos de lo que se pensaba anteriormente.

Estudio revelador

Este análisis innovador, publicado en el European Journal of Preventive Cardiology, examinó los datos de 226,889 personas de 17 estudios diversos de todo el mundo.

Los resultados destacan que incluso pequeños incrementos en el número de pasos diarios pueden tener un impacto significativo en la salud.

El riesgo de mortalidad por cualquier causa o por enfermedades cardiovasculares disminuyó considerablemente con cada 500 a 1000 pasos adicionales caminados.

El umbral de 3967 pasos al día se identificó como el punto en el que los beneficios para la salud comenzaron a ser evidentes, reduciendo el riesgo de morir por cualquier causa.

Además, caminar tan solo 2337 pasos al día se asoció con una reducción del riesgo de muerte por enfermedades del corazón y cardiovasculares.

Vía iStock.

Más es mejor

Aunque los beneficios son visibles con estos umbrales más bajos, el análisis también sugiere que cuanto más camines, mayores serán los beneficios.

Por ejemplo, un aumento de 1000 pasos al día se relacionó con una reducción del 15 % en el riesgo de muerte por cualquier causa, mientras que un aumento de 500 pasos al día redujo el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular en un 7 %.

Incluso aquellos que caminan hasta 20,000 pasos al día continúan experimentando mejoras en su salud.

Un hallazgo interesante fue que esta relación entre el número de pasos y la salud se aplica universalmente, independientemente del género, edad o ubicación geográfica. Tanto hombres como mujeres de diversas edades, que viven en climas variados, pueden cosechar los beneficios de caminar.

Combatir la inactividad

En un mundo donde los estilos de vida sedentarios están en aumento, estos hallazgos son más relevantes que nunca. La inactividad física es un factor de riesgo importante para enfermedades cardiovasculares y otros problemas de salud. Se ha demostrado que más del 25 % de la población mundial no realiza suficiente actividad física.

La Organización Mundial de la Salud informa que la actividad física insuficiente es una de las principales causas de muerte en el mundo, con millones de muertes relacionadas cada año. Además, la pandemia de COVID-19 ha exacerbado esta tendencia, ya que la actividad física ha disminuido y aún no ha regresado a niveles normales.

Vía iStock.

Perspectivas futuras

El estudio reconoce que, aunque estos hallazgos son prometedores, aún quedan preguntas por responder.

Por ejemplo, se necesita más investigación para determinar si estos beneficios se aplican a actividades físicas más intensas, como correr maratones.

Por otra parte, los investigadores señalan que el estudio tiene limitaciones, como la falta de consideración de factores como la raza y el nivel socioeconómico.

Referencias:

The association between daily step count and all-cause and cardiovascular mortality: a meta-analysis: https://doi.org/10.1093/eurjpc/zwad229

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *