Cuando se evitan las responsabilidades es muy fácil caer en el problema de la procrastinación excesiva, ya que esto pasa de ser descansos cortos entre tareas, a simplemente no hacerlas hasta que ya estamos en el límite de ello. Así como el trabajo en exceso es dañino para la salud, la procrastinación excesiva trae problemas en una gran variedad de ámbitos que van desde lo personal hasta lo laboral.

Como cualquier costumbre adquirida, es difícil deshacerse de ella porque el cerebro lo toma como que es el modo natural de trabajar, y si algo nos ha demostrado el cerebro es que detesta alejarse de lo que es conocido. Por ello crear nuevos hábitos suele ser una tarea casi imposible, o ¿cuántas veces hemos prometido que vamos a comenzar a ejercitar pero nunca sucede?

Por esto muchas personas suelen hacer un cronograma diario de actividades, pero seamos honestos, a la gran mayoría nos cuesta. Es así como llegan métodos como la técnica Pomodoro, para ayudarnos a mantener un bue flujo de trabajo con poco espacio para la perder el tiempo. 

Si buscas mejorar la procrastinación y convertirte en la versión más productiva de ti mismo, quédate y aprende de esta herramienta que, te aseguramos, no vas a dejar de adorar.

Tareas con recompensa

TaskPaw es sin dudas la mejor manera para combatir la procrastinación. La misma usa la gamificación para mantener entretenido e incentivando al usuario a seguir. Dentro de la misma puedes ir agregando tareas por hacer y darles un tiempo definido, y deber es terminarlas antes de que se acabe el cronómetro, casi como un nivel de videojuegos. Cada tarea puede tener una duración de entre 5 a 30 minutos.

Una vez que finalizas, TaskPaw celebra contigo cada tarea culminada, dándole un estímulo positivo al usuario que lo incentiva a mantener la buena racha de trabajo. Además puedes llevar un control de cuántas tareas tienes por completar y cuantas ya has completado mirando los contadores en la parte superior de la pantalla, para darte aún más ánimos de seguir avanzando. 

Crea tu propio método

Lo increíble de usar TaskPaw es la flexibilidad del mismo para poder eliminar las tareas y organizarlas según la prioridad. Siendo útil incluso para darle más impulso a tu método Pomodoro, haciendo listas de tareas y descansos con sus respectivas duraciones.

Pero no solo eso, sino que puedes dejar volar tu imaginación al momento de insertar tus tareas incluso acomodándolas de manera que cada una sea más difícil o compleja de completar, para sentir que juegas un videojuego el cual debes culminar para el final del día.

Procrastinar es un mal del que todos padecemos, el problema está cuando no podemos controlarlo y terminamos evitando cualquier cosa importante, o retrasando hasta el punto en el que ya es irremediable. Por eso prueba TaskPaw y toma el control de tus tiempos y deja de un lado la procrastinación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *