Una nueva IA puede darle sentido a las líneas que vemos en las resonancias magnéticas. Apodada “descodificador semántico”, este modelo es capaz de traducir las ondas de actividad cerebral en bloques de texto coherentes con lo que la persona estaba imaginando en el momento.

¿Qué significa esto? En pocas palabras, la inteligencia artificial ya puede leer nuestra mente y crear historias usando nuestros pensamientos más profundos.

La buena noticia es que este sistema solo funciona si cuenta con la colaboración del paciente dentro de la resonancia, según los investigadores de la Universidad de Texas. 

De la mente al texto 

El modelo en cuestión es un transformador, similar a los que impulsan ChatGPT y Bard. Esto hace que, a diferencia de otros sistemas en desarrollo, no requiera que los pacientes tengan implantes quirúrgicos. 

Además, funciona prácticamente de manera autónoma. Para empezar, la actividad cerebral se mide usando un escáner fMRI durante el cual el individuo escucha horas de podcasts en el escáner. Y más tarde, siempre que el participante esté abierto a que se decodifique sus pensamientos, la máquina generará el texto correspondiente a lo que está pensando a partir de la actividad cerebral.

A la derecha, el pensamiento original, A la izquierda, el bloque generado de texto / Créditos: Nature

«Para un método no invasivo, este es un verdadero avance en comparación con lo que se ha hecho antes. Estamos logrando que el modelo decodifique un lenguaje continuo durante largos períodos de tiempo con ideas complicadas».

Alex Huth, profesor asistente de neurociencia en la Universidad de Texas

El decodificador no recupera las palabras exactas, pero sí puede transcribir la idea general. De hecho, la mitad de las veces, la máquina produce un texto que se asemeja mucho a los significados previstos de las palabras originales. 

Por ejemplo, en los experimentos, los pensamientos de un participante que escuchaba a un orador decir: «Todavía no tengo mi licencia de conducir» se traducían como: «Ella ni siquiera ha comenzado a aprender a conducir todavía».

“Lo diseñamos para capturar la esencia de lo que se dice o piensa, aunque de manera imperfecta”.

Alex Huth

¿Necesitamos decodificar nuestro cerebro?

Médicos evaluando resonancia magnética / Vía Pexels

El decodificador, básicamente, reproduce algunas palabras y frases para capturar la esencia de la historia. Es por eso que los investigadores creen que podría ayudar a las personas mentalmente conscientes pero que no pueden hablar físicamente. Como por ejemplo, los pacientes debilitados por derrames cerebrales o los pacientes con afasia u otro problema de comunicación.

No obstante, el objetivo de la decodificación del lenguaje es simplemente hacer grabaciones de la actividad cerebral del usuario y, con ellas, predecir las palabras que estaba oyendo o imaginando.

En su estudio, los investigadores describen cómo la decodificación funcionó solo con participantes cooperativos que habían aceptado voluntariamente en el entrenamiento. Los resultados para las personas en las que no se había entrenado el decodificador eran nulos. Esto como medida de seguridad para evitar que el modelo se emplee para malos propósitos.

El sistema no es práctico todavía para su uso fuera del laboratorio debido a su dependencia en la máquina fMRI. Después de todo, ahora una persona necesita pasar hasta 15 horas acostada en un escáner de resonancia magnética, estar perfectamente quieta y prestar buena atención para obtener resultados. Pero puede que pronto lo sea. 

¿Alguien podría defenderse contra la decodificación de pensamientos? ¿En el futuro será normal leer mentes? Hay muchas preguntas sobre la mesa por culpa de este modelo. El pánico por perder el anonimato de la mente se siente, sin embargo, algo es seguro: gracias a este decodificador IA ahora podemos crear textos solo pensando en ello.

Referencias: 

Semantic reconstruction of continuous language from non-invasive brain recordings https://dx.doi.org/10.1038/s41593-023-01304-9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *