Un estudio genético dirigido por investigadores de la Universidad de Londres (UCL) muestra que las huellas de los antiguos imperios que se extendieron por África aún perduran en el ADN de las personas que viven en el continente. Publicada en la revista Science Advances, la investigación revela cuándo diferentes pueblos se mezclaron en todo el continente. Esto indica que la migración está relacionada con vastos imperios como Kanem-Bornu y los reinos de Aksum y Makuria. Así también con la expansión del grupo lingüístico bantú. El estudio, que representa uno de los estudios de genomas africanos más densamente muestreados hasta la fecha, utilizó nuevos datos genéticos de más de 1300 personas de 150 grupos étnicos de toda África. Principalmente de Camerún, República del Congo, Ghana, Nigeria y Sudán, además de algunos más en el sur de África.

La mayor parte del estudio se centró en Camerún, donde los investigadores recolectaron la mayor cantidad de genomas. Los datos muestran que el país de África central tiene tanta diversidad genética según algunas medidas como toda Europa. Al comparar los patrones de variación genética entre las personas actuales de diferentes partes de África y otros lugares, los investigadores identificaron cuándo se produjo la mezcla entre diferentes grupos étnicos. Ello probablemente indica una migración relativamente alta en momentos y lugares específicos.

Vía iStock.

El legado genético de los antiguos imperios africanos

La investigación también arroja luz sobre el Imperio Kanem-Bornu. Este cubría el actual norte de Camerún y Chad y surgió alrededor del año 700 EC y existió durante más de 1000 años. En su apogeo abarcó casi 2000 kilómetros a lo largo del norte y el centro de África. Tenía vastas redes comerciales que unían el norte, el este y el oeste de África. Esto resultó en rastros genéticos de todos los rincones del continente que permanecieron en el ADN de la gente actual de Camerún.

El estudio también arroja luz sobre el Reino de Aksum, que abarcaba el noreste de África y el sur de Arabia en el primer milenio, y fue considerado una de las cuatro grandes potencias mundiales del siglo III junto con los imperios contemporáneos de China, Persia y Roma, así como el Reino de Makuria, que se extendió a lo largo del Nilo en Sudán entre los siglos V y XVI y firmó uno de los tratados de paz más duraderos de la historia con grupos árabes egipcios.

Además, el estudio proporciona evidencia convincente de que las expansiones también pueden haberse extendido hacia el oeste, posiblemente relacionadas con el cambio climático. Algunos investigadores han destacado que el cambio climático alteró el medio ambiente hace unos 3000 años, reduciendo la cobertura forestal, lo que coincide con los tiempos de algunas migraciones antiguas que se están detectando.

Vía iStock.

Importancia de la diversidad genética para la medicina y la historia humana

El autor principal del estudio, el Dr. Garrett Hellenthal del Instituto de Genética de la UCL señaló que la historia precolonial africana es muy compleja y a menudo se pasa por alto en los planes de estudio occidentales debido al legado del colonialismo que ha oscurecido o eliminado muchos eventos importantes en la historia africana, incluyendo el alcance y la influencia de los imperios africanos históricos. En este sentido, la gran diversidad genética que se encuentra en los pueblos africanos es de gran importancia para el estudio de la medicina y la historia humana. Sin embargo, los genomas africanos han estado subrepresentados en los estudios genéticos en comparación con otras regiones del mundo. Por lo tanto, es vital analizar diversos genomas africanos de todo el continente.

Mientras que el coautor, Dr. Forka Leypey Matthew Fomine, de la Universidad de Buea, Camerún, señaló que todavía hay muchos grupos étnicos en Camerún y otras partes de África que aún no se han estudiado y que podrían contener secretos valiosos. Él está buscando colaboradores interesados en recolectar muestras de estos grupos.

Referencias:

Dense sampling of ethnic groups within African countries reveals fine-scale genetic structure and extensive historical admixture: https://www.science.org/doi/10.1126/sciadv.abq2616

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *