En este artículo desmentiremos creencias erróneas sobre el coma gracias a la entrevista a un experto de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica, y Unidades Coronarias (SEMICYUC).

El coordinador del Grupo de Trabajo de Neurointensivismo y Trauma de la SEMICYUC, el doctor Iker García, aclara que los pacientes que pueden estar en coma en una UCI suelen ser aquellos que han sufrido traumatismos craneoencefálicos, hemorragias cerebrales, ictus o algunas intoxicaciones voluntarias. El coma es una disminución del nivel de conciencia sin respuesta, y existen estados intermedios antes de llegar a un coma profundo.

Existen tres tipos de causas que pueden provocar un coma: estructurales, tóxicas y metabólicas, e infecciosas. Las causas estructurales se refieren a daños directos en el cerebro, como los ictus o traumatismos craneoencefálicos graves. Mientras que las causas tóxicas y metabólicas incluyen intoxicaciones y enfermedades que alteran el nivel de conciencia, como las hipoglucemias. Las causas infecciosas, como las encefalitis o la listeriosis, pueden provocar daños estructurales y llevar al coma.

Vía Freepik.

¿Cuáles son los factores determinantes para recuperarse de un coma no inducido?

El pronóstico de recuperación de un coma no inducido depende de la causa que lo haya provocado. Si se trata de una causa reversible, como una bajada de azúcar en sangre, la recuperación puede ser rápida una vez que se haya tratado la causa. Sin embargo, en el caso de causas estructurales, como un traumatismo craneal grave o un derrame cerebral, la recuperación puede ser más difícil y dependerá del grado de daño que haya sufrido el cerebro.

En algunos casos, el daño puede ser irreversible y provocar secuelas leves, moderadas o graves. Es importante tratar o prevenir la causa subyacente para evitar daños mayores y enfocarse en cuidar la parte del cerebro que no haya resultado dañada. Si el daño es severo o se encuentra en una zona crítica y vital del cerebro, las probabilidades de recuperarse completamente son remotas.

¿Cuáles son las cosas importantes que debemos saber acerca del coma inducido?

El coma inducido es un estado de inconsciencia controlado y provocado con fármacos sedantes en pacientes muy graves que necesitan tiempo para recuperarse de una patología subyacente. El coma farmacológico se mantiene solo durante la fase más grave de la enfermedad y se controla con diferentes sistemas clínicos de monitorización, reduciéndose en cuanto mejora la situación clínica del paciente.

El perfil del paciente en coma inducido farmacológicamente es el de un paciente con una patología respiratoria muy grave que precisa ventilación mecánica invasiva durante un periodo prolongado de tiempo, así como pacientes neurológicos que necesitan fármacos que induzcan un estado de sedación profunda o de coma para controlar patologías y evitar mayores daños secundarios.

Vía Freepik.

Estado neurológico de un paciente en coma

Cuando se le preguntó al doctor García si se realizan exploraciones cerebrales en pacientes en coma en la UCI, él explicó que los enfermeros monitorean constantemente el nivel de conciencia de los pacientes. Mientras que los clínicos llevan a cabo evaluaciones regulares del estado neurológico.

Además, se realizan pruebas de imagen como tomografías y resonancias. También pruebas funcionales como electroencefalogramas y mediciones de potenciales evocados, y análisis analíticos. Todo ello para evaluar las causas metabólicas y el líquido cefalorraquídeo, para vigilar la evolución y causas de la enfermedad.

Más mitos sobre el coma

El coordinador del Grupo de Trabajo de Neurointensivismo y Trauma de la SEMICYUC destaca que la recuperación de un coma no es algo repentino. Esta depende del tipo de causa que lo haya provocado. Señala que existen pruebas de imagen y funcionales que ayudan a confirmar el diagnóstico y el pronóstico.

Además, indica que cuando no hay posibilidad de recuperación, es necesario desconectar al paciente para evitar el ensañamiento terapéutico. También aclara que existe una diferencia entre el coma no inducido y el inducido, siendo este último utilizado para proteger el cerebro y evitar daños mayores.

Referencias:

Estos son los principales mitos en torno al coma que hay que desterrar ya: https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-son-principales-mitos-torno-coma-hay-desterrar-ya-20230223082545.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *