Tinder, Grindr o Lovoo se popularizaron como una alternativa para encontrar el amor desde casa, pero estas aplicaciones no son tan buenas como crees. Las citas en línea en realidad esconden un feo secreto, y es que pueden ser perjudiciales para la salud mental. 

Quienes usan estas apps a diario sufren problemas de autoestima, depresión y hasta estrés. No tanto por un corazón roto, sino por la dinámica con la que se manejan las interacciones amorosas en internet.

Así que, es momento de tomar una decisión importante: ¿renunciar por completo a Tinder y sus contemporáneos o continuar allí? Hemos recopilado tres razones que tal vez te ayuden a elegir la mejor opción. 

Esto es lo que las apps de citas le hacen a tu salud mental. 

Ansiedad y estrés por un amor en línea 

Chateando en línea / Vía Pixabay

En un estudio reciente, con 475 usuarios mayores de 18 años, los investigadores de la Universidad de Western Sydney descubrieron que el uso de aplicaciones de citas puede aumentar los sentimientos de estrés y ansiedad. 

¿Por qué? En realidad existen varias razones. Estas apps están diseñadas para encontrar coincidencias con tu personalidad y gustos, por lo tanto, las personas se sienten constantemente juzgadas por otros. Esto incluso más que cuando están cara a cara con otra persona. 

Además, con el tiempo, la necesidad de interactuar puede generar sentimientos de presión y decepción.

Si bien estos investigadores no han llegado a la conclusión de que el uso de aplicaciones de citas provoque depresión, es evidente que a todos nos aterra la idea de ser rechazados. Es por eso que los encuestados reportaron tasas significativamente más altas de angustia psicológica, ansiedad y depresión que aquellos que no usaban Tinder, Hinge, Grindr o Happn.

El autoestima desaparece en una app de citas

Tinder / Vía Pixabay

Los ideales de pareja se hacen más presentes en internet. Por lo general, quienes tienen Tinder u otra aplicación similar, buscan a alguien con una foto de perfil cautivadora, y no sienten ningún remordimiento al decir que alguien es feo o desagradable. Por lo tanto, estas plataformas son como un hoyo negro para el autoestima y los problemas con la imagen corporal.

Eating and Weight Disorder reveló en un estudio que el uso regular de apps de citas puede conducir a una mayor insatisfacción con la imagen corporal, especialmente para los hombres. Los encuestados aseguraron que, a menudo, se sentían avergonzados por su peso y la forma de su cuerpo. Y lo más preocupante de todo esto es que la baja autoestima no desaparecía al abandonar la aplicación.

Resulta que, después de usar Tinder, los encuestados empezaron a comparar su apariencia con la de los demás y reportaron sentimientos de insatisfacción en redes sociales, en el trabajo e incluso en la casa. 

De hecho, otro estudio informó que el uso de aplicaciones de citas puede impulsar el desarrollo de trastornos alimentarios y estados de ánimo negativos por la pérdida de autoestima. En pocas palabras, estas plataformas generan sentimientos de inseguridad e insuficiencia.

El amor en línea reduce la productividad

Teclado con forma de corazón / Vía Pixabay

Para finalizar, cabe aclarar que las apps de citas no solo afectan nuestras emociones, sino que también pueden reducir la productividad en general. En pocas palabras, nuestra capacidad para desarrollar tareas difíciles en poco tiempo. 

Un estudio de Computers & Education encontró que los estudiantes universitarios con Tinder tenían un menor rendimiento académico y, por ende, calificaciones más bajas al final de semestre. Indagando en la causa, el equipo concluyó que las apps de citas estaban “robando su atención”. 

No deberíamos subestimar lo adictivas que pueden ser estas aplicaciones. En la práctica, las notificaciones constantes y la necesidad de deslizar el dedo en busca de alguien con quien hablar pueden distraer a cualquiera. Por lo tanto, tener alguna de estas plataformas activas en el teléfono acabará por alejarnos de tareas importantes como el trabajo escolar, el laboral e incluso otras relaciones personales.

Estos serían los aspectos más negativos de las aplicaciones de citas en línea: problemas de autoestima, estrés, depresión y una menor productividad. Ahora la decisión está en tus manos, ¿renunciarás por completo a estas plataformas para buscar el amor o continuarás allí?

Referencias:

Swipe-based dating applications use and its association with mental health outcomes: a cross-sectional study https://doi.org/10.1186/s40359-020-0373-1 

Technology use and academic performance https://doi.org/10.1016/j.compedu.2014.06.012 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *