El yoga es ahora uno de los deportes más populares, con casi 500 millones de practicantes en todo el mundo. Sin embargo, existen todavía muchos mitos en torno a los beneficios de meditar sobre una colchoneta. 

Algunos piensan que el yoga solo relaja la mente. Otros, por el contrario, consideran que es un deporte que tonifica y mejora la flexibilidad de una persona. Pero, ¿quién tiene la verdad?

Un científico analizó los beneficios del ejercicio con varios practicantes, y concluyó que este debate no tiene sentido: el yoga es bueno tanto para el cuerpo como para la mente. Se trata de un deporte ideal para mantener un estilo de vida saludable, y como prueba de ello, tenemos algunas investigaciones modernas que hablan sobre el tema.

¿Qué beneficios aporta el yoga?

A lo largo de los años, varios maestros de yoga han modificado esta práctica hindú para crear diferentes estilos. Por ejemplo, existe el Vinyasa yoga, que integra más movimientos intensos como en un entrenamiento aeróbico. También está el yoga restaurativo, en el que se incluyen más poses de relajación. O el yoga Iyengar, que utiliza accesorios para alinear el cuerpo. 

Sin embargo, todos los estilos se basan en posturas, ejercicios de respiración y algo de meditación. Por lo tanto, aportan beneficios similares para la salud mental y física.

En cuanto a los beneficios físicos

Postura de yoga / Vía Pixabay

Aunque no se trata de un deporte intenso, el yoga implica movimiento físico. Para realizar cada postura se requiere algo de fuerza y resistencia. Así que el yoga puede ayudar a tonificar el cuerpo.

En un estudio reciente, los investigadores encontraron que con ocho semanas de yoga mejoran entre un 10 % y un 30 % la fuerza muscular, y entre un 13% y un 90% la flexibilidad en las articulaciones del tobillo, el hombro y la cadera.

Además, otra investigación en paralelo reveló que este deporte reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Esto debido a que estimula la activación del nervio vago, que se encarga de controlar la presión arterial alta y el metabolismo. 

Incluso existen pequeños estudios que confirman que el yoga mejora significativamente el equilibrio y la movilidad del practicante. En parte porque ejercita las articulaciones, lo que previene lesiones, dolores o rigidez. Pero también porque la postura fortalece la espalda, y por ende, el control sobre la columna vertebral.

“Los beneficios físicos del yoga son similares a los de otros ejercicios como correr, levantar pesas o hacer calistenia”.

Mark D. Tran, investigador en la Universidad de California

En cuanto a los beneficios mentales 

Todos sabemos que el yoga es el deporte perfecto para la mente, ya que incluye ejercicios de respiración y meditación. Pero, por si no estás al tanto, aquí te dejamos los beneficios más importantes. 

Postura de yoga / Vía Pixabay

Muchos estudios han concluido que una práctica regular puede reducir la ansiedad y los síntomas depresivos, así como ayudar a controlar el estrés. Principalmente porque incorpora la atención plena como un aspecto clave: concentras tu atención y eliminas el flujo de pensamientos confusos que pueden estar provocando estrés.

De igual forma, el yoga aumenta la atención que una persona presta a las sensaciones de su cuerpo y al momento presente. Esta atención conduce a otros beneficios mentales como la autoconciencia o la capacidad de controlar el estado de ánimo.

Un estudio piloto sobre los beneficios del yoga en personas con diabetes tipo 2 demostró que la atención plena puede ayudar a responder mejor a los sentimientos de saciedad al comer, y aliviar las preocupaciones sobre el aspecto de su cuerpo. Después de hacer yoga dos veces por semana, los participantes cambiaron su dieta y sin ninguna intervención nutricional. 

Por lo tanto, claramente puede ser un deporte ideal para aquellos que no disfrutan los ejercicios extenuantes pero desean tener un cuerpo y mente sanos.

Si conoces a alguien que piense que el yoga es solo un deporte espiritual, entonces comparte con él estos hallazgos. Todos merecen saber que es un ejercicio integral, que relaja y tonifica al mismo tiempo.

Referencias:

Effects of Hatha Yoga Practice on the Health-Related Aspects of Physical Fitness https://doi.org/10.1111/j.1520-037X.2001.00542.x 

“I can do almost anything”: The experience of adults with type 2 diabetes with a yoga intervention https://doi.org/10.1016/j.ctcp.2018.11.011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *