Aunque no lo parezca, las personas que deciden a quién contratar para un trabajo están llevando a cabo una tarea cognitiva muy complicada. Mientras escuchan al candidato con atención, su mente está centrándose solo en la información más importante para tomar la decisión.

De esta capacidad para concentrarse en ciertas características, surgen los juicios sociales. Es decir, las percepciones, actitudes y prejuicios hacia otras personas, que nos permiten identificar a aquellos con quienes sería mejor cooperar. 

Por muchos años se pensó que el juicio social era algo subjetivo, pero un par de investigadores han identificado dos regiones en el cerebro que se encargan de comparar individuos dentro de una dimensión específica. Nos referimos a la corteza prefrontal dorsomedial (dmPFC) y a la ínsula anterior (AI), que apoyan la separación y selección de información.

Cómo el cerebro emite juicios sociales

Para estudiar cómo el cerebro humano evalúa a otras personas, el equipo reclutó a 30 participantes para un experimento: una especie de entrevista laboral.  

Esquema del experimento / Créditos: Nature

Al considerar candidatos, los evaluadores usualmente se centran en varias habilidades que pueden ser útiles en el trabajo. Por ejemplo, la memoria, el pensamiento crítico, la creatividad o el razonamiento. Así que los participantes primero aprendieron varias habilidades para diferentes puestos de trabajo.

Mientras que algunos se volvían expertos matemáticos, otros entrenaban su memoria y planificación.

Una vez creados estos “perfiles”, se les pidió a los participantes que seleccionaran cuál tenía mayor habilidad para un puesto en particular. Y luego, se analizaron sus cerebros usando resonancias magnéticas y estimulación theta-burst. 

A raíz de esto, el equipo observó distintas representaciones neuronales en la corteza prefrontal dorsomedial y la ínsula anterior, que se activaban durante estos juicios sociales. 

  • La ínsula anterior influía en la información relevante. 
  • Y la corteza prefrontal dorsomedial afectaba la información irrelevante. 

La clave de una buena evaluación

¿Qué quiere decir todo esto? Estas dos regiones, básicamente, son las que controlan nuestros juicios sociales. 

Asi controla el cerebro nuestro juicio / Créditos: Nature

Cuando estamos frente a otra persona, la corteza prefrontal se activa para diferenciar los rasgos irrelevantes de los relevantes. Y esto, a su vez, estimula a la ínsula anterior, que aumenta la retención de todo tipo de información sin importar el contexto: tanto habilidades como personalidad. 

Esta red neuronal nos ayuda a evaluar a las personas a partir de la información que se percibe en ciertos contextos. Es por eso que, cuando los investigadores inhibieron la actividad en ambas regiones, los participantes no pudieron seleccionar al candidato favorecido por su habilidad matemática, su memoria o su planificación.

“Mostramos que sí existe la capacidad de centrarse en información social específica. Nuestro estudio revela que el dmPFC es fundamental para distinguir no solo entre uno mismo y los demás, sino también entre diferentes individuos”.

Ali Mahmoodi, psicólogo en la Universidad de Arizona

Además, los investigadores demostraron que la información irrelevante influye en la toma de decisiones cuando hay poco para distinguir a dos candidatos. Durante su experimento, quienes evaluaron a dos participantes expertos en matemáticas tomaron otras habilidades irrelevantes en consideración para elegir al que ocuparía el puesto de trabajo. 

Evaluando información/ Vía Pixabay

Por lo tanto, estos hallazgos confirman la hipótesis de que el cerebro usa representaciones similares a mapas (mapas cognitivos) para organizar la información y tomar decisiones. Así que puede que en un futuro estos conocimientos nos ayuden a emitir mejores juicios sociales o, al menos, a prepararnos correctamente para una entrevista laboral. 

Después de todo, ahora sabemos que el objetivo es el cerebro del examinador: hay que impresionarlo con nuestras habilidades para superar al resto de candidatos.

Referencias:

Causal role of a neural system for separating and selecting multidimensional social cognitive information https://doi.org/10.1016/j.neuron.2022.12.030

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *