El tsunami que golpeó Japón en 2011 causó un desastre en la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi, en la costa este del país. Como resultado, grandes cantidades de radiactividad contaminaron el océano. Esto causó daños significativos a la reputación de la industria pesquera regional y la imposición de una zona de exclusión marina. Desde entonces, se han acumulado grandes volúmenes de agua contaminada en el sitio. Esto se debe a que se necesitaba agua para enfriar los reactores dañados. Además, el agua subterránea que se contaminó al infiltrarse en el sitio tuvo que ser bombeada y almacenada.

Actualmente, el sitio se está quedando sin espacio de almacenamiento y los tanques podrían tener fugas, en particular en caso de un terremoto o un tifón. Por lo tanto, las autoridades japonesas han dado permiso para liberar el agua radiactiva almacenada a través de una tubería hacia el Océano Pacífico.

Tanques de almacenamiento de agua contaminada en la central nuclear de Fukushima Daiichi. Kimimasa Mayama/EPA.

La solución: liberar controladamente el agua radiactiva

Según un científico ambiental con más de 30 años de experiencia en el impacto de los contaminantes radiactivos en el medio ambiente, liberar las aguas residuales es la mejor opción. Antes de ser almacenadas, las aguas residuales producidas en Fukushima se tratan para eliminar casi todos los elementos radiactivos. Como por ejemplo el cobalto 60, estroncio 90 y cesio 137. Sin embargo, el tritio, una forma radiactiva de hidrógeno, se queda atrás.

Aunque el tritio es radiactivo, es relativamente benigno en comparación con otros elementos radiactivos. Además, al ser químicamente idéntico al agua normal, el agua tritiada no se acumula fuertemente en los cuerpos de los seres vivos y tiene un factor de bioacumulación de solo uno. En comparación, el cesio 137, liberado en grandes cantidades después del accidente de Fukushima, tiene un factor de bioacumulación de aproximadamente 100 en ambientes marinos.

Además, la dosis de radiación que recibirían los organismos marinos al exponerse al agua tritiada sería extremadamente baja y no presentaría un riesgo para la salud humana. La liberación controlada de agua tritiada al océano también es una práctica común en otras centrales nucleares de todo el mundo.

En el pasado, Sellafield liberó más tritio de lo esperado en Fukushima. Steve Allen/Shutterstock.

Conclusión

En conclusión, mientras es comprensible que la liberación de agua radiactiva al océano pueda preocupar a la población, es importante tener en cuenta que el agua tritiada es relativamente benigna en comparación con otros elementos radiactivos liberados en el accidente de Fukushima. Además, el proceso de tratamiento previo de las aguas residuales elimina la mayoría de los elementos radiactivos peligrosos, dejando solo el tritio. Sin embargo, el tritio es químicamente idéntico al agua normal y tiene un factor de bioacumulación de solo uno, lo que significa que no se acumula fuertemente en los cuerpos de los seres vivos.

La dosis de radiación recibida por los organismos marinos sería extremadamente baja y no presentaría un riesgo para la salud humana. Además, la liberación controlada de agua tritiada al océano es una práctica común en otras centrales nucleares de todo el mundo. Es importante señalar que el almacenamiento de agua radiactiva en tanques se está quedando sin espacio y podría presentar riesgos de fuga en caso de un terremoto o un tifón.

Por lo tanto, la liberación controlada de agua tritiada al océano es la mejor opción en este momento, teniendo en cuenta los riesgos y beneficios. Por otra parte, es importante seguir monitoreando el impacto ambiental y la salud humana en la zona para garantizar la seguridad. Sin embargo, sigue siendo crucial seguir investigando y desarrollando tecnologías para tratar el agua radiactiva de manera más eficiente en el futuro.

Referencias:

Fukushima to release contaminated water – an expert explains why this could be the best option: https://theconversation.com/fukushima-to-release-contaminated-water-an-expert-explains-why-this-could-be-the-best-option-198173

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *