Los investigadores de la Universidad de Queensland han dado un gran paso en la lucha contra enfermedades inflamatorias crónicas e infecciosas. Han descubierto una manera de reprogramar el sistema inmunológico del cuerpo mediante el uso de una vía específica en las células. El Dr. Kaustav Das Gupta y el profesor Matt Sweet han encontrado que una molécula derivada de la glucosa en las células inmunitarias puede detener el crecimiento de bacterias y reducir las respuestas inflamatorias.

La molécula en cuestión se llama ribulosa-5-fosfato y tiene efectos sorprendentes en las bacterias. Puede trabajar con otros factores inmunológicos para detener el crecimiento de cepas de E. coli que causan enfermedades. Además, esta molécula reprograma el sistema inmunitario para reducir la inflamación destructiva. Por lo tanto, ayuda a combatir enfermedades infecciosas potencialmente mortales como la sepsis y enfermedades inflamatorias crónicas como enfermedades respiratorias, enfermedad hepática crónica, enfermedad inflamatoria intestinal, artritis reumatoide, enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular, diabetes y demencia.

La investigación se realizó con una cepa de E. coli que causa aproximadamente el 80% de las infecciones del tracto urinario y es una causa común de sepsis. Se utilizaron pruebas preclínicas para confirmar el papel de esta vía en el control de las infecciones bacterianas. Además, también se utilizaron células humanas para demostrar que la ribulosa-5-fosfato reduce la producción de moléculas que causan enfermedades inflamatorias crónicas.

Vía Freepik

Entrenar al sistema inmunológico para combatir las enfermedades

Este avance es importante en el desarrollo de futuras terapias que entrenen a las células inmunitarias para combatir enfermedades infecciosas y crónicas. La molécula ribulosa-5-fosfato puede trabajar con otros factores inmunológicos para detener el crecimiento de cepas de E. coli que causan enfermedades. Además, tiene el potencial de reprogramar el sistema inmunitario para reducir la inflamación destructiva.

El profesor Sweet ha señalado que las terapias que entrenen al sistema inmunológico para combatir las infecciones serán cada vez más importantes a medida que más tipos de bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos. La estrategia desarrollada tiene la ventaja de desactivar la inflamación destructiva, lo que le da el potencial de combatir enfermedades crónicas.

Los investigadores han desarrollado un enfoque novedoso para atacar esta vía utilizando tecnología de ARNm. Tal es así que ya han presentado una patente provisional a través de UniQuest, la empresa de comercialización de UQ.

Vía Freepik.

Conclusión

En conclusión, los investigadores han descubierto una forma revolucionaria de combatir enfermedades inflamatorias crónicas e infecciosas mediante el reprogramamiento del sistema inmunológico del cuerpo. Una molécula derivada de la glucosa en las células inmunitarias, la ribulosa-5-fosfato, tiene propiedades sorprendentes para detener el crecimiento de bacterias y reducir las respuestas inflamatorias.

Este avance es importante en el desarrollo de futuras terapias que entrenen a las células inmunitarias para combatir enfermedades infecciosas y crónicas. Además, esta estrategia tiene la ventaja de desactivar la inflamación destructiva, lo que le da el potencial de combatir enfermedades crónicas. Los investigadores han desarrollado un enfoque novedoso para atacar esta vía utilizando tecnología de ARNm y han presentado una patente provisional a través de UniQuest, la empresa de comercialización de UQ. Los resultados prometedores de esta investigación abren nuevas posibilidades para el tratamiento de enfermedades inflamatorias e infecciosas a nivel global.

Referencias:

HDAC7 is an immunometabolic switch triaging danger signals for engagement of antimicrobial versus inflammatory responses in macrophages: https://doi.org/10.1073/pnas.2212813120

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *