La fragmentación o desacoplamiento económico son los términos que hoy en día está utilizando el Fondo Monetario Internacional para explicar un replanteamiento de la globalización. Esto supone una marcha atrás en la integración económica global que se impulsó hace décadas, y más bien la creación de bloques económicos tribales.

Es algo así como una Guerra Fría, bastante desafortunada, porque en paralelo hay problemas como el cambio climático o la alta inflación que, sin duda, requieren de soluciones multilaterales.

Sin ir más lejos la semana pasada Estados Unidos, Canadá y México, dieron los primeros pasos para formalizar la creación de un centro regional para la industrialización en temas de semi conductores, industria medioambiental, y automotriz para hacerle peso a China.

Pero, la tendencia a la fragmentación comenzó en el año 2008. Y no solo afecto a la industria, sino en gran medida a los mercados financieros.

Desde allí, no solo los gobiernos o empresarios comenzaron a repensar en qué invertir, es un hecho claro que, durante la pandemia, los ciudadanos de todo el mundo se vieron obligados a cuestionarse sobre la efectividad de dejar su dinero devaluándose en los bancos.

Invertir para llegar a una libertad financiera

La libertad financiera es cada vez más común y, por supuesto, muchas personas buscan alcanzarla. Pero al igual que el éxito, se requiere disciplina para estudiar los mercados y un buen dominio de las estrategias para moverse en cada uno de ellos.

La forma más convencional y fácil era invertir en bienes raíces, pero hoy en día hay mucho más que eso. Dentro de las inversiones para tener en cuenta en 2023, vale la pena considerar, los activos virtuales. A pesar de lo que algunos multimillonarios puedan decir acerca de la inversión en criptomonedas, por ejemplo, lo cierto, es que ese mercado continuará operando por el simple hecho de ampararse en las nuevas tecnologías que apuntan a la descentralización.

La economía no tiene desarrollo líneal

Manfred Max Neef, economista, observó en 1982 que el desarrollo económico no es lineal. Con frecuencia sigue su propio camino sin tener en cuenta algunas variables predictivas.

El período de aumento de precios es seguido por un período de declive; esto sucede justo cuando terminan las vacaciones y comienza la primavera.

Quienes son expertos en invertir, toman decisiones basadas en datos que anticipan el comportamiento de estos ciclos en todos los niveles descritos anteriormente.

Para quienes quieren comenzar, dentro de los consejos para invertir en acciones tomar en cuenta las empresas que están dentro del Ranking Dow Jones o S&P 500, es solo un camino. Como se advierte en el enlace, “transmisión de CNBC son, de hecho, son empresas públicas que cotizan en el mercado de valores. Pero eso no significa que debas invertir en ellos. Debes tener en cuenta que comprar acciones significa que eres un propietario parcial de ese negocio”.

Cuidado con la promesa de lujosa vida

Sí, cierto es que el mundo de las finanzas se ha socializado muchísimo en los últimos años, pero con ello también los falsos profetas. Es raro que alguien nunca haya visto un video donde un inversor se dice millonario y muestra una lujosa vida por redes sociales.

Paradójicamente, desarrollarse de forma sostenida en el mundo de las inversiones, exige como todo lo que se desea hacer perdurar: disciplina. Para ello, se deben definir prioridades, control de gastos, y determinar cuál será la estrategia de conseguir dinero si es que no se tiene o falta.

Cuando haya adquirido este conocimiento, la segunda fase es entender cómo funcionan los indicadores en el mercado en general, y las fluctuaciones de precio promedio de un activo determinado.

Yeff Buritica

Programador e ingeniero en electrónica. Salí del Tecnológico de Monterrey, y ahora resido en la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *