Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad de Trento en Italia, ha revelado que los habitantes de una casa comparten más de solo un espacio de vida juntos, también comparten similitudes en sus microbiomas. Según el estudio, cuanto más tiempo viven juntos, más similares se vuelven estos microbiomas. Este hallazgo sugiere que enfermedades relacionadas con el microbioma, como el cáncer, la diabetes y la obesidad, podrían ser transmitidas entre las personas que viven juntas.

El equipo de investigadores analizó el ADN de aproximadamente 10,000 muestras de heces y saliva de personas de diferentes partes del mundo. Compararon las cepas de microbios en los intestinos y la boca de miembros de la familia, parejas, compañeros de casa y otros contactos sociales. El estudio confirmó que hay un fuerte vínculo entre los microbiomas de las madres y los de sus hijos. Esto se da especialmente en las primeras etapas de la vida. También se observó que los miembros de la familia son una importante fuente de microbios intestinales. Además, el intercambio de microbios ocurre incluso entre hogares en diferentes áreas.

Vía Freepik.

Vínculos cercanos y microbioma

Los investigadores descubrieron que las personas que viven juntas, independientemente de su relación, tienden a tener las mismas cepas de microbios en la boca. Y mientras más tiempo viven juntas, más comparten. Sin embargo, las parejas tienden a compartir cepas de microbios en mayor medida que los niños y los padres. Además, el grado de compartir el hogar no es menor en las personas de culturas occidentalizadas que en otros lugares. Todo ello a pesar de las mejores infraestructuras de salud pública.

Los investigadores creen que este estudio es importante para entender cómo la propagación de microbios que no son patógenos pueden contribuir a la aparición de enfermedades. Toda esta nueva información requerirá estudios a largo plazo para responder estas preguntas.

Aunque el estudio sugiere una posible relación entre el microbioma y la transmisión de enfermedades, aún se requiere más investigación. Quizás esta ayude a comprender completamente cómo los microbios se transmiten entre las personas y cómo nuestros microbiomas cambian a lo largo de nuestras vidas.

Vía Freepik.

Conclusión

Dicho brevemente, un reciente estudio ha revelado que los habitantes de una casa comparten similitudes en sus microbiomas, y cuanto más tiempo viven juntos, más similares se vuelven. Este hallazgo sugiere que enfermedades relacionadas con el microbioma, como el cáncer, la diabetes y la obesidad, podrían ser transmitidas entre las personas que viven juntas.

Los investigadores creen que este estudio es importante para entender cómo la propagación de microbios que no son patógenos pueden contribuir a la aparición de enfermedades y que requerirá estudios a largo plazo para responder estas preguntas. Es importante tener en cuenta que, aunque el estudio sugiere una posible relación entre el microbioma y la transmisión de enfermedades, aún se requiere más investigación para comprender completamente cómo los microbios se transmiten entre las personas y cómo nuestros microbiomas cambian a lo largo de nuestras vidas.

Referencias:

How our microbiome is shaped by family, friends and even neighbours: https://doi.org/10.1038/d41586-023-00118-w

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *