La primera imagen detallada de la Vía Láctea capturada por los programas EMU y PEGASUS es una captura única que muestra la emisión de radio en todas las escalas.

Esta combinación revela la emisión de radio en todas las escalas para ayudar a descubrir los restos de supernova que faltan. Esta imagen inicial muestra zarcillos delgados y nubes grumosas asociados con el gas de hidrógeno que llena el espacio entre las estrellas.

Gracias a esta captura, podemos ver sitios donde se están formando nuevas estrellas, así como restos de supernovas. El proyecto para captar esta imagen fue dirigido por la estudiante de doctorado Brianna Ball de la Universidad de Alberta de Canadá, en colaboración con su supervisor, Roland Kothes del Consejo Nacional de Investigación de Canadá, quien preparó la imagen.

El resultado inicial obtenido es una ventana única en la historia de nuestra Vía Láctea y nos permite descubrir nuevos remanentes de supernova.

Créditos: R. Kothes (NRC) y el equipo de PEGASUS.

Una ventana hacia la historia de nuestra galaxia

Solo en esta porción de toda la Vía Láctea el equipo ha descubierto más del 1% de los 20 nuevos posibles remanentes de supernova donde solo siete se conocían previamente.

Por lo tanto, dicha imagen nos permite entender mejor la estructura de la Vía Láctea, así como descubrir nuevos remanentes de supernovas.

Los programas astronómicos empleados en esta hazaña son EMU y PEGASUS, además de otras observaciones de dos de los radiotelescopios de Australia, ASKAP y Parkes. Con estos, los científicos tratarán de encontrar los remanentes de supernovas que faltan.

Se espera que EMU mida alrededor de 40 millones de nuevas galaxias distantes y agujeros negros supermasivos. Toda esta información será importante para comprender cómo han cambiado las galaxias a lo largo de la historia del universo.

Mientras que el proyecto PEGASUS utiliza el telescopio Parkes/Murriyang de 64 m de diámetro que aportó las capturas restantes para recrear la imagen más nítida de la Vía Láctea.

La combinación de todas estas tecnologías podrá ayudar a descubrir los restos de supernova que faltan como así también gemas ocultas.

Créditos: CSIRO.

Armar un rompecabezas

Los científicos esperan que en los próximos años se obtenga una vista sin precedentes de casi toda la Vía Láctea, unas cien veces más grande que esta imagen inicial, pero con el mismo nivel de detalle y sensibilidad.

Los investigadores también estiman que puede haber hasta 1.500 o más nuevos restos de supernova aún por descubrir. Por lo tanto, resolver el rompecabezas de estos restos faltantes abrirá nuevas ventanas en la historia de nuestra Vía Láctea.

En resumen, esta imagen inicial de la Vía Láctea capturada por los programas EMU y PEGASUS es la primera imagen detallada de nuestra galaxia y abre una gran ventana para su historia. Esta captura nos permite conocerla, así como descubrir nuevos remanentes de supernovas y comprender la naturaleza de los agujeros negros.

Referencias:

Astronomers reveal the most detailed radio image yet of the Milky Way’s galactic plane: https://theconversation.com/astronomers-reveal-the-most-detailed-radio-image-yet-of-the-milky-ways-galactic-plane-197905

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *