Investigadores de la Universidad de Queen Mary de Londres, el Hospital Barts y el Hospital de la Universidad de Cambridge han descubierto una nueva forma de tratar la hipertensión arterial: la remoción de nódulos de la glándula endocrina. Esta enfermedad afecta hasta un 20% de las personas con presión arterial alta, siendo la causa más tratable. Sin embargo, muchos pacientes no reciben un diagnóstico debido a los desafíos del proceso de diagnóstico. Por otro lado, esta enfermedad se puede tratar con medicamentos, aunque el aldosteronismo primario unilateral se puede curar con una operación laparoscópica.

Durante su estudio, los investigadores han utilizado un escáner de TC para iluminar estos pequeños nódulos en la glándula endocrina. Esto ha mejorado el proceso de diagnóstico, ya que aumenta la precisión de detección de aldosteronismo primario. El estudio mostró que la PET-TC con 11C-Metomidato tiene una especificidad y sensibilidad del 87 y 76%, respectivamente, para detectar aldosteronismo primario unilateral, usando AVS como referencia. Esto es mejor que la prueba anterior (la gammagrafía con NP-59) ya que puede detectar APA más pequeños.

Vía Freepik.

Resultados exitosos

En el estudio prospectivo con 25 pacientes de 21 a 70 años a través de los Hospitales General de Changi y Universitario Nacional de Singapur, se usó PET-TC con 11C-Metomidato y AVS para clasificar el aldosteronismo primario. Los pacientes recibieron una inyección de una sustancia especial y se miró si el nódulo era más de 1,25 veces mayor que la glándula suprarrenal contralateral. Los resultados se discutieron entre médicos para decidir el diagnóstico y el tratamiento, mientras los resultados finales fueron evaluados después de 6 meses para ver si el tratamiento había sido exitoso.

Los pacientes con aldosteronismo primario tienen un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal y peor calidad de vida que aquellos con hipertensión esencial. La cirugía ofrece resultados mejores a largo plazo que los medicamentos. Pero los pacientes pierden la oportunidad de curar la enfermedad y la hipertensión si no son diagnosticados a tiempo. La remoción de nódulos de la glándula endocrina puede ayudar a los pacientes a mejorar su salud a largo plazo y mejorar su calidad de vida.

Vía iStock.

En resumen

La remoción de nódulos de la glándula endocrina para tratar la hipertensión arterial es una forma eficaz de combatir esta afección. Esta técnica puede ayudar a los pacientes a mejorar su salud a largo plazo y mejorar su calidad de vida. Aunque el proceso puede ser desafiante, los resultados pueden ser muy satisfactorios para los pacientes. Si sospecha que puede tener aldosteronismo primario, es importante consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.

Referencias:

11C-Metomidate PET-CT versus adrenal vein sampling to subtype primary aldosteronism: a prospective clinical trial: DOI: 10.1097/HJH.0000000000003132

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *