Stable Diffusion se está haciendo cada vez más popular en Internet, pero no precisamente por sus imágenes. 

Otra demanda ha caído sobre esta IA generadora de arte, después de que tres artistas digitales la acusaran por emplear miles de millones de fotos recopiladas de la web, entre ellas trabajos artísticos, para crear sus piezas finales.

En este caso es Getty Images quien denuncia a Stability AI, los creadores de Stable Diffusion, por una supuesta violación de derechos de autor. Según comenta la agencia de fotografías, muchas de las fotos que copió y procesó esta IA en realidad les pertenecen. 

Getty Images vs. Stable Diffusion

Imágenes creadas con Stable Diffusion / Créditos: Stability AI

Recientemente, se descubrió que esta inteligencia artificial pertenece a una categoría de modelos generativos. Esto quiere decir que se entrena copiando imágenes en la web, para luego poder crear “algo nuevo” mezclando sus datos.

A este proceso se le conoce como “scrape” o “raspar”, ya que la IA junta varias fotografías para formar una especie de collage que puede parecerse o no a las imágenes que usó como base. 

Lo ideal sería que Stable Diffusion empleara solo imágenes libres de copyright para generar sus obras de arte. Sin embargo, las evidencias sugieren que la herramienta usa también las imágenes con derechos de autor que aparecen en los navegadores. Es decir, las pequeñas miniaturas que podemos ver al buscar en Google Images, por ejemplo.

Es por eso que Getty Images, popularmente conocida por sus imágenes de stock, ha iniciado procedimientos legales en el Tribunal Superior de Justicia de Londres. Después de todo, en una imagen reciente, supuestamente generada por la IA, se puede ver la marca de agua que usa la empresa en sus previsualizaciones.

La imagen del delito, creada por Stable Diffusion / Créditos: Xataka

“Nosotros solo estamos tomando medidas para proteger nuestros derechos de propiedad intelectual y los de nuestros colaboradores. La compañía no se comunicó con Getty Images para utilizar nuestro material”.

Craig Peters, CEO de Getty Images

¿Esto es un adiós para la IA generadora de arte?

Stability AI no ha recibido la demanda de Getty Images todavía, por lo que no sabemos el impacto que tendrá en su herramienta IA: Stable Diffusion. De hecho, ellos niegan cualquier riesgo legal o ético en la creación de sus sistemas. Sin embargo, este es sin duda un duro golpe para la industria de los generadores de imágenes. El segundo, si tomamos en cuenta la demanda de los artistas en Estados Unidos.

De momento se desconoce cuántas herramientas de arte IA utilizan scrape para generar imágenes. Los expertos legales están divididos sobre el tema, porque algunos afirman que esta práctica está cubierta por leyes como la doctrina de uso justo, mientras que otros consideran que viola la política de derechos de autor. Y este debate también ha saltado fuera de los tribunales. 

Para los usuarios que utilizan Stable Diffusion, la demanda parece injusta. Esto debido a que la IA crea obras nunca antes vistas que no parecen copias de ninguna imagen protegida. Sin embargo, para los creativos del medio, el hecho de utilizar imágenes con copyright para generar otras es simplemente plagio. 

El futuro de estas herramientas IA es incierto ahora 

En especial porque algunas empresas, como OpenA, se niegan a revelar los datos utilizados para crear sus generadores de imágenes.

Getty Images / Vía Wikimedia

“Creemos que estos modelos generativos deben abordar los derechos de propiedad intelectual como los humanos, esa es la cuestión. No se trata de detener la distribución de esta tecnología. Creo que hay formas de construir modelos que respeten los derechos de autor”.

Craig Peters

Una posibilidad, a largo plazo, podría ser implementar una política colaborativa. Es decir, dejar que los artistas, las celebridades y los bancos de imágenes elijan si quieren o no formar parte del “stock” de modelos como Stable Diffusion. Pero, visto lo visto, es posible que muy pocos apoyen esta tecnología que utilizó sus trabajos sin pedir perdón o permiso.

En cualquier caso, parece que la batalla artística se resolverá en los tribunales. O bien creando un nuevo marco legal para abordar el uso de IAs generativas, como Midjourney o Stable Diffusion. O por el contrario, prohibiendo definitivamente el uso de bancos de imágenes para entrenar a los algoritmos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *