Nuevo año, nuevo router. Este es el mes perfecto para mejorar tu conexión a Internet con un nuevo enrutador: más moderno y considerado. Sin embargo, no deberías tomarte esta decisión a la ligera. 

Aunque puedan lucir similares, ningún router es igual a otro. Por lo tanto, si quieres tener una velocidad a la altura de lo que estás pagando de renta, vas a necesitar un poco de preparación antes de la compra.

Hemos recopilado seis características que te ayudarán a elegir el mejor modelo del mercado. Quizás no en apariencia, pero sí en conectividad. Así que, si vas a cambiar de router este año, ten en cuenta lo siguiente. 

Busca la tecnología de doble banda

Conexión a internet / Vía Pxhere

Los routers de doble banda funcionan a dos frecuencias. Esto quiere decir que pueden emitir dos tipos de redes Wi-Fi: una de 2,4GHz y otra de 5GHz.

Tal vez esto no te parezca importante en principio, pero una vez que uses un dispositivo de banda dual entenderás por qué lo es. Después de todo, cada tipo de red nos da beneficios diferentes. 

  • La frecuencia de 2,4GHz ofrece una mayor cobertura Wi-Fi, así que es ideal para atravesar paredes, techos y hasta pisos sin perder calidad en la conexión. Además, todos los dispositivos son compatibles con este tipo de red.
  • La frecuencia de 5GHz, por otro lado, es una banda menos saturada. Por lo tanto, es mucho más veloz que la anterior, siempre que se mantenga el dispositivo cerca. 

Con un router de banda dual puedes alternar estas bandas para obtener una conexión más rápida o un mayor alcance, dependiendo de lo que necesites en ese momento. Así que, en comparación con los enrutadores que solo ofrecen la banda de frecuencia de 2.4 GHz, “lo doble es dos veces mejor”.

Luego, puertos USB

Un router y sus cables / Vía Pixabay

Todo router que se respete debería tener al menos un puerto USB para conectar otros dispositivos. 

Hace algunos años era impensable ver un router conectado a una impresora o a un teléfono móvil. Pero hoy en día, con tantos aparatos en casa, es indispensable contar con un router que funcione para algo más que emitir una señal.

El uso que le podemos dar a este puerto USB es inmenso. Por ejemplo, podemos conectar un asistente virtual para controlar nuestro hogar directamente desde el móvil, usando la conexión del router.

También podemos conectar un disco duro externo, para crear un sistema de almacenamiento en red. O una impresora que queramos que sea accesible a todos los usuarios de la red. Aunque debes tener en cuenta que existen tanto los puertos USB 2.0 como USB 3.0. El primero es el más común, mientras que el segundo es más veloz

Antes de comprar tu router verifica qué tipo de puerto usan los otros dispositivos.

Busca al menos cuatro puertos de Ethernet

Así son los cables Ethernet / Vía Pxhere

Al igual que con los puertos USB, un buen router necesita nodos Gigabit Ethernet. Estos son como la columna vertebral de tu red, ya que permite que los dispositivos de redes de datos se comuniquen entre sí. Por ejemplo, tu computador y tu enrutador.

Cuantos más puertos de Ethernet tengas, más dispositivos podrás conectar. Una gran noticia para los amantes del Internet pues estos nodos tienen las siguientes ventajas:

  • Aumentan la velocidad de transmisión 100 veces más. 
  • Reducen los problemas de latencia, por lo que es más fácil ver vídeos y audios en línea.
  • Transfieren rápidamente una gran cantidad de datos.
  • Y mejoran la banda ancha o la doble banda. 

Un buen router es compatible con el último estándar Wi-Fi

Wi-Fi / Vía Pxhere

Actualmente se está manejando el Wi-Fi 6 o 802.11ax. Este es el estándar de conectividad que deberías buscar en tu nuevo router, porque ofrece algunas ventajas con respecto a la versión anterior. Entre ellas, una mejor velocidad, estabilidad al tener muchos dispositivos conectados y eficiencia energética.

El estándar de conectividad no es más que una normativa internacional que deben seguir las redes de telecomunicaciones para garantizar rendimiento. Pero, los dispositivos que son creados bajo una normativa obsoleta, tienen algunas carencias. Principalmente porque, para ese momento, no existía cierta tecnología que ahora es indispensable. 

Así que, lo ideal sería buscar el último modelo de router de una vez para no tener que cambiarlo cada año. 

La seguridad del enrutador importa

Busca seguridad en la pantalla / Vía Pixabay

El firmware es una de las partes más importantes de nuestro router. Si este no está actualizado, corremos el riesgo de tener fallos de seguridad. Algo muy grave, ya que una red insegura atrae a los ciberatacantes.

Por lo general, los fabricantes hacen las actualizaciones de firmware y la encriptación WPA2 que mantiene nuestra red segura. Eso sí, durante un tiempo. Pasados unos años, el router queda obsoleto. 

Lo que significa que, al buscar un nuevo modelo, debemos pensar también en qué tan nuevo es. O al menos verificar si todavía se siguen actualizando sus protocolos de seguridad. 

Elige un router amigable: intuitivo y fácil de configurar

Router / Vía Pixabay

La última característica en la que deberías fijarte es su interfaz. Un buen router no debería ser difícil de manejar, ni tampoco tener un ladrillo por manual.

Si bien es cierto que en tiendas online como Amazon o MediaMarkt es imposible ver a un router en acción, todavía existe un plan b. Podemos buscar reseñas o vídeos tutoriales para decidir finalmente qué modelo sería ideal para nuestra casa. 

En definitiva, antes de pulsar el botón de compra, debes verificar seis características en tu router: la banda ancha, los puertos USB y Ethernet, el estándar de conectividad, el firewall y la interfaz. 

Con esta información de tu lado, de seguro encontrarás el modelo que estás buscando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *