En este punto, todos sabemos qué es el ChatGPT de OpenAI y por qué es tan popular. Sin embargo, no todos piensan que esta tecnología pueda hacer verdaderas maravillas. 

Algunos docentes ven a la inteligencia artificial como una amenaza para el sistema educativo. Esto debido a que, desde su lanzamiento, cientos de estudiantes han utilizado la perfecta gramática del GPT-3 para escribir poesía, trabajos de redacción, comparar personajes literarios y hasta responder cuestionarios. 

Sin embargo, guiarnos solo por el mal uso que le dan los estudiantes a esta IA no es del todo justo. Es posible usar ChatGPT para potenciar la educación primaria y universitaria, pues la herramienta no es el problema sino cómo se maneja. 

Por tal motivo, creemos que es importante analizar la otra cara de la moneda: las diversas formas en que se puede usar ChatGPT para mejorar la educación. En especial, ahora que esta tecnología es capaz de crear respuestas consistentes y coherentes sobre cualquier tema.

Cómo usar ChatGPT para mejorar la educación

ChatGPT / Vía Wikimedia

Para empezar, no solo los estudiantes deberían usar ChatGPT. Esta IA se vuelve más útil cuando los docentes hacen uso de ella. Y esto no lo decimos nosotros. 

Muchas escuelas en Estados Unidos, especialmente primarias, han permitido el acceso a ChatGPT en todas sus redes y dispositivos. Es gracias a ellos que hemos descubierto la “forma académica” de usar esta IA.

Para la automatización de calificaciones y comentarios 

Para muchos, ChatGPT es como un docente detrás de la pantalla. Básicamente porque responde de la misma forma que lo haría un ser humano culto: haciendo correcciones y comentarios. 

Así que los maestros pueden usar ChatGPT para corregir trabajos de educación. Simplemente deben pedirle a los estudiantes que ingresen su texto en la página oficial y esperen los comentarios. 

Por supuesto, estas serían correcciones preliminares que ayudarían al estudiante a mejorar ese texto antes de la entrega final. 

“ChatGPT podría ayudar a los maestros a dedicar menos tiempo a tareas que incluyen calificar trabajos y responder correos electrónicos, y dedicar más tiempo a enseñar a los estudiantes”.

Zak Cohen, director de una escuela secundaria de Louisville

Para generar cuestionarios y materiales de estudio personalizados

Ninña de primaria escribiendo / Vía Pixabay

ChatGPT puede ayudar a modelar los conceptos que quieren que los estudiantes entiendan. Esto debido a que es capaz de analizar una serie de datos complejos y resumirlos en un par de párrafos coherentes.

De hecho, gracias a la tecnología GPT-3, podemos incluso pedirle a esta IA que diferencie oraciones completas de incompletas o, por el contrario, que compare ideas.

Al usar ChatGPT de esta manera los profesores pueden, en cuestión de minutos, crear docenas de ejemplos para la educación de los estudiantes. Algo cada vez más esencial, pues los humanos aprenden observando ejemplos.

Un maestro de quinto grado recientemente proporcionó a sus pequeños contenido generado por IA. Él estaba preparado para el rechazo de los niños, debido a que ChatGPT a menudo comete errores. Pero al cabo de unas semanas informó que a los estudiantes les encantó trabajar para tratar de demostrar que los artículos estaban equivocados. 

Así que, en definitiva, podría ser una gran herramienta para generar tanto cuestionarios correctos como preguntas trampa para potenciar el razonamiento crítico.

Para brindar tutoría y asistencia en tiempo real

Clase universitaria / Vía Pixabay

ChatGPT también podría responder las preguntas de los estudiantes, y ayudar a los maestros a evitar atascarse en el bucle infinito de «¿Y eso qué significa?”.

Al ser una tecnología diseñada para generar respuestas, posee un lenguaje neutro: sin jergas ni palabras complejas. Algo indispensable en ciertas materias que involucran fórmulas y razonamientos complejos.

“Los líderes educativos deberían experimentar un poco con ChatGPT para buscar su potencial positivo. Usado de manera inteligente, podríamos acabar con la rutina sin sentido y permitir que los maestros pasen más tiempo con sus alumnos”.

Zak Cohen

Esta sería la forma correcta de usar ChatGPT en la educación.

Beneficios que solo aporta ChatGPT a los estudiantes y docentes

Docente delante de un computador / Vía Pixabay

Como podemos ver, esta tecnología puede aprovecharse para hacer el bien. De hecho, Mark Hunyadi, filósofo y profesor de UCLouvain, asegura que podemos obtener tres beneficios al de usar ChatGPT en la educación:

  • Ofrecer más materiales educativos. La posibilidad de crear todo tipo de recursos en pocos segundos es algo esencial para los docentes, especialmente para desarrollar la capacidad de redacción de los estudiantes. 
  • Mejorar la experiencia de aprendizaje de los estudiantes. Con ChatGPT, los estudiantes pueden ver cómo cambia el texto según el tipo de lenguaje (formal o informal). La herramienta es capaz de explicar qué aspectos ha corregido para que todos  sepan exactamente en qué pueden mejorar.
  • Permitir que los docentes se concentren en tareas de más alto nivel. Esta herramienta puede emplearse para obtener ideas originales o crear automáticamente documentos. Por lo tanto, optimiza el tiempo en clase.

“ChatGPT debería integrarse críticamente en nuestra enseñanza para seguir desarrollando las habilidades superiores de la inteligencia humana”.

Mark Hunyadi

Pero hay que saber usar ChatGPT

Mujer con cuaderno y computadora / Vía Pixabay

Estos beneficios están al alcance de todo aquel que tenga un computador y el enlace a OpenAI. Sin embargo, ninguna institución puede garantizar que todos decidan usar de forma correcta ChatGPT para la educación.

Los estudiantes siempre buscarán el camino más sencillo para aprobar sus materias, sin importar lo poco que ético que resulte pedirle a un bot que haga su tarea. De igual forma, muchos docentes verán con preocupación cómo esta IA se hace cargo de su trabajo, al punto de robarles el empleo. 

Estas son posibilidades que no pueden aparecer al momento de usar ChatGPT para mejorar la educación. Pero, siendo honestos, es más probable que esta herramienta convierta el sistema tradicional de educación en algo mucho más amigable para las nuevas generaciones.

Hace veinte años aproximadamente, existía un debate similar en clase por las calculadoras. Los maestros pensaban que los niños necesitaban hacer operaciones matemáticas en su mente para aprender, por lo que prohibían su uso. Sin embargo, con el paso del tiempo, las calculadoras se volvieron indispensables para realizar cálculos complejos. En definitiva, aprovecharon esta herramienta para mejorar el aprendizaje.

Eso es lo que necesita ChatGPT en estos momentos: encontrar aquello que lo hace indispensable en la educación moderna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *