La procrastinación puede ser mala para la salud. Algunas personas que procrastinan suelen sentirse ansiosas y estresadas debido a los plazos que han dejado pasar. Esto puede desencadenar problemas de salud mental y física como la depresión. También puede causar insomnio, tensión muscular, fatiga crónica, aumento de la presión arterial y una mala alimentación.

Un estudio realizado en varias universidades de Suecia ha concluido que procrastinar está asociada con el desarrollo de problemas de salud, tanto mental como física.

Para su estudio, publicado en el Journal of Behavioral Medicine, los investigadores recopilaron datos de 3.500 estudiantes en tres momentos distintos. El objetivo fue evaluar si la procrastinación se asociaba a peores resultados de salud. Los estudiantes completaron cuestionarios online sobre procrastinación, estado de ánimo y salud en dos momentos: al principio del estudio y nueve meses después.

De acuerdo con sus datos, al menos la mitad de los estudiantes posponen sus tareas hasta el último minuto. Los resultados mostraron que los estudiantes que procrastinaron al principio del estudio mostraron una mayor probabilidad de presentar problemas de salud nueve meses después. Esto se mantuvo aún después de controlar otros factores como el sexo, la edad, el estado de ánimo y el nivel de salud al principio del estudio.

Vía iStock.

Mala salud en estudiantes universitarios por la procrastinación

Tras las pruebas de referencia, se encuestó a los estudiantes en tres momentos distintos, incluido el noveno mes, que representaba un curso escolar completo. Los investigadores consideraron que ese periodo era «adecuado para que la procrastinación manifestara sus posibles asociaciones con distintos resultados de salud».

Mediante esos cuestionarios, los científicos descubrieron que existían vínculos entre postergar y una mala salud mental, física y financiera.

Tras los resultados, los investigadores instaron a los estudiantes a dejar de postergar sus tareas escolares. «Teniendo en cuenta que la procrastinación es frecuente entre los estudiantes universitarios, estos hallazgos pueden ser importantes para mejorar la comprensión de la salud de los estudiantes», recalcaron.

Además, los investigadores recomiendan intervenciones educativas y psicológicas dirigidas a reducir la procrastinación para prevenir problemas de salud en el futuro.

Vía iStock.

Breves consejos para evitar la procrastinación

Para evitar postergar tus tareas y ayudar a mejorar tu salud, es importante que tomes medidas para gestionar tu tiempo y priorizar tus responsabilidades. Establece objetivos realistas y divídelos en metas más pequeñas para que puedas trabajar en ellas de forma efectiva.

Establece un horario para realizar cada tarea, rodéate de personas que te motiven y te mantengan responsable, y recuerda tomar descansos entre tareas para descansar tu mente. Además de eso, es importante que evites distracciones para que puedas mantenerte enfocado y cumplir con tus tareas a tiempo.

Referencias:

Associations Between Procrastination and Subsequent Health Outcomes Among University Students in Sweden: doi:10.1001/jamanetworkopen.2022.49346

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *