El oro es sinónimo de riqueza. Basta con tener una pepita para considerarse afortunado, pues se trata uno de los metales más valiosos del planeta. 

Actualmente, un gramo de oro cuesta alrededor de 60 dólares o 55 euros. Esto vendría siendo el doble de lo que cuesta el platino, el metal más raro del planeta. Una suma bastante generosa para una simple piedra amarilla, lo que hace que muchos se pregunten, ¿por qué entonces el oro es tan caro?

Este estereotipo no vino de la nada. Existen muchas razones más allá de su rareza que hacen del oro un producto valioso y hasta prestigioso para quien lo posee. 

La historia del oro y su valor 

Sarcófago de oro / Vía Pxhere

Todavía no sabemos cómo surgió este metal. Los científicos creen que el oro llegó a la Tierra tras la colisión de dos estrellas de neutrones hace unos 3.900 millones de años, ya que forzaron la formación de pepitas en la superficie. Sin embargo, no existen pruebas concluyentes al respecto. 

Lo que sí es seguro es que la humanidad siempre a tenido un cariño especial por este metal brillante. 

Se sabe que los egipcios lo llamaron el “aliento de Dios” y los aztecas “el sudor del sol”, debido a que el brillo les recordaba a sus deidades. De hecho, no sólo lo usaban como moneda, sino también como una ofrenda. El faraón Tutankamón, por ejemplo, fue enterrado en tres ataúdes de oro que ahora valdrían millones de dólares. 

Incluso en la Biblia se menciona que la tierra celestial está cubierta de oro. En este sentido, no es difícil comprender por qué el oro es tan caro en principio. Después de todo, lo hemos utilizado como símbolo de poder y riqueza por miles de años. 

Aquel que tenía el oro podía decidir qué pedir a cambio, pues se consideraba superior. Por tal motivo, en 1799 surgió la fiebre del oro en Estados Unidos y otros países con dificultades económicas. 

El oro es caro porque es útil

Lámina de oro / Vía Pixabay

Otro aspecto importante que debemos considerar es su utilidad, pues esto también explica por qué el oro es tan caro.

Este metal no solo se utiliza para fabricar productos caros, sino que también se emplea para decorar artículos de lujo: desde teléfonos hasta autos deportivos. ¿Por qué? Haciendo a un lado lo estético, el oro es un metal extremadamente versátil.

Para empezar, es altamente maleable, lo que significa que puede deformarse o cambiar su aspecto fácilmente. Además, posee una gran conductividad, por lo que es perfecto para enviar o recibir cargas eléctricas. Ambas cualidades que lo hacen un metal de interés en el mundo de la electrónica. Concretamente en dos sectores:

  • El de la robótica, debido a que con él se pueden fabricar circuitos integrados, contactos, pines y placas base duraderas.
  • Y el aeroespacial, ya que el oro permite recubrir los tubos refrigerantes y los cascos de los trajes espaciales para reflejar la luz infrarroja.

Aunque la propiedad que más lo distingue de otros metales preciosos es su durabilidad. El oro no se corroe ni se oxida, así que se mantiene siempre en perfectas condiciones. Algo que le da un valor especial pues a la gente le gusta saber que tienen un producto de calidad entre los dedos. 

Esta es otra de las razones por las que el oro es tan caro. Pero todavía nos falta comentar algo más.

La economía del oro

Tanto la historia como las propiedades de este metal precioso han sido para los inversores el lugar al que acudir en tiempos de inestabilidad económica. Como todos valoramos el oro por igual, es fácil utilizar este metal como un indicador de mercado. 

Sin embargo, su precio no es estándar. Cada año varía dependiendo de varios factores, por lo que el oro es cada vez más caro.

Entre estos factores económicos, podemos encontrar:

  • La inflación. Cuando una moneda cambia su valor, el oro aumenta su precio. Esto debido a que, durante una crisis, las personas prefieren dirigir su dinero hacia el oro.
  • La oferta y demanda. Como toda materia prima, el mercado tiene el poder de bajar el precio del oro o subirlo si la oferta es escasa. Actualmente hay muy pocos yacimientos disponibles, por lo que el oro es más caro.
  • El Dólar Americano. Este mineral está anclado a los dólares, así que una devaluación afecta el precio de cotización en el mercado. 
  • Y los eventos geopolíticos. Catástrofes naturales, pandemias o problemas nacionales también pueden afectar el movimiento de las monedas, cambiando el valor relativo del oro en el proceso.

Existen muchos sitios web en los que podemos ver el precio actual del oro, como Inversoro.es o Investing. Por lo tanto, es fácil estar al día y analizar por qué el oro es tan caro en ese preciso momento.

En conclusión…

BLingote de oro / Vía Pixabay

Hasta la década de 1970, Sudáfrica era el principal productor de oro. En su apogeo, produjo 32 millones de onzas de oro, es decir, dos tercios de la producción mundial. Sin embargo, hoy China, Australia y Rusia forman los tres principales países productores de oro. 

Ellos son los que determinan al final cuán valioso es este metal amarillo. Sin embargo, para hacerlo, toman en cuenta estos tres factores que mencionamos: su prestigio histórico, su utilidad y su importancia en la economía global.

Así que esperamos que esto te ayude a entender por qué el oro es tan caro, a pensar de ser un metal más común que el platino y menos versatil que el cobre. 

Referencias:

Los expertos estiman que el oro «nuevo» podría acabarse en tan solo 20 años: estas son las razones por las que cada vez será más caro https://www.businessinsider.es/oro-metales-nobles-caros-mundo-517471

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *