Dormir 7-8 horas a cualquier hora del día no es bueno para tu salud porque el cuerpo necesita un ciclo de sueño regular para funcionar correctamente.

Si se duerme a cualquier hora del día, el cuerpo no tendrá la oportunidad de recuperarse y restaurar la energía. Esto puede conducir a una falta de energía, fatiga, problemas de concentración y problemas de memoria. Además, el cuerpo necesita un ciclo de sueño regular para producir los niveles adecuados de hormonas, como la melatonina, que ayuda a regular el reloj interno del cuerpo.

Al dormir a cualquier hora del día, el cuerpo no tendrá la oportunidad de producir estas hormonas y el reloj interno del cuerpo puede verse afectado.

¿Por qué dormir entre 7 y 8 horas a cualquier hora del día es malo para la salud? Vía Pexels.

¿Hay momentos mejores que otros para dormir?

Sí, hay momentos mejores para dormir que otros. Los mejores momentos para dormir son entre las 10 p.m. y las 6 a.m. Esto se debe a que el cuerpo humano está programado para descansar durante estas horas. Durante estas horas, el cuerpo libera hormonas que ayudan a promover el sueño profundo y reparador. Además, durante estas horas, el nivel de actividad en el entorno es más bajo, lo que ayuda a promover un sueño más profundo y reparador.

Nuestro sueño se divide en ciclos de 90 minutos, durante los cuales el cerebro se mueve entre fase NREM (Non rapid eye movement) y REM. A pesar de que los ciclos de 90 minutos se mantienen intactos durante la noche, el radio de variaciones de NREM a REM cambia durante la noche. La etapa temprana de la noche está dominada por el sueño NREM más reparador. Lo cual significa que sí, es mejor dormir en la noche, pues es la hora en la que descansamos más.

Durante el sueño NREM, el cuerpo se relaja y el cerebro se desconecta de los estímulos externos. Esto significa que el cuerpo se recupera y se restaura, lo que nos permite sentirnos descansados al despertar.

Durante el sueño REM, el cerebro se activa y comienza a soñar. Esto significa que nuestra mente se libera de los estímulos externos y nos permite tener una experiencia de sueño más profunda.

En conclusión, es mejor dormir en la noche, pues es la hora en la que nuestro cuerpo descansa mejor y nuestra mente se libera de los estímulos externos para tener una experiencia de sueño más profunda.

Dos leyes para comprender el sueño

Las dos leyes del sueño son claves para comprender el sueño y su momento ideal. Una de las leyes es la de la homeostasis del sueño y la otra es la que rige el ritmo circadiano del cuerpo.

La homeostasis del sueño se refiere a la acumulación diaria y el agotamiento nocturno de la presión del sueño. Esta regulación del sueño y la vigilia está mediada por el compuesto adenosina que induce la somnolencia.

La homeostasis del sueño es la capacidad del cuerpo de regular el tiempo y la calidad del sueño. Esto se logra mediante un sistema de retroalimentación que controla la cantidad de sueño necesario para mantener una salud óptima.

El sistema de retroalimentación se compone de dos procesos: el proceso de acumulación y el proceso de agotamiento. El proceso de acumulación se refiere a la acumulación de adenosina durante el día, lo que resulta en una mayor somnolencia. El proceso de agotamiento se refiere al descenso de la adenosina durante la noche, lo que resulta en una mayor vigilia.

El ritmo circadiano o reloj biológico es la otra ley para comprender el sueño. Este controla todas las hormonas del cuerpo, la temperatura corporal, la alimentación y la digestión, y los ciclos de sueño y vigilia.

Cuando tu reloj interno y el mundo exterior están desfasados, puedes sentirte desorientado, mentalmente confuso y somnoliento en momentos en los que necesita funcionar a niveles óptimos.

Estudios de trabajadores por turnos, que trabajan horas inusuales y viven fuera de sincronía con su ritmo biológico normal, muestran que tienen un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, úlceras, depresión, obesidad y ciertos tipos de cáncer, así como una mayor tasa de accidentes laborales y lesiones debido a una velocidad de reacción más lenta y una mala toma de decisiones.

Vía Pexels.

Importancia de irse a dormir antes de la media noche

Dormir bien es esencial para mantenernos saludables y para mantener nuestro cuerpo y mente en buen estado.

Irse a dormir antes de la medianoche es importante porque puede marcar una gran diferencia en nuestra calidad de sueño, productividad y salud en general. Dormir antes de la medianoche nos ayuda a obtener el descanso necesario para que nuestro cuerpo se recupere y nos mantenga saludables. Esto también nos ayuda a tener una mejor concentración y memoria, y nos da la energía necesaria para afrontar el día. También puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, y a mejorar nuestra salud mental.

Además, ayuda a prevenir enfermedades crónicas como la diabetes, la presión arterial alta y la obesidad. Dormir antes de la medianoche también ayuda a reducir el estrés y la ansiedad.

Consejos para acostarse en horas adecuadas

  1. Establece un horario de sueño regular. Intenta acostarte y levantarte a la misma hora cada día, incluso los fines de semana. Esto ayudará a regular tu ciclo de sueño.
  2. Evita la cafeína y los estimulantes por la tarde. La cafeína y los estimulantes pueden interferir con tu capacidad de conciliar el sueño.
  3. Desconecta los dispositivos electrónicos. La luz azul emitida por los dispositivos electrónicos puede interferir con el sueño. Apaga los dispositivos electrónicos al menos una hora antes de acostarte.
  4. Haz ejercicio. El ejercicio regular puede ayudar a mejorar la calidad del sueño. Trata de hacer ejercicio al menos 3-4 horas diarias, pero no antes de ir a dormir.
  5. Relájate. Trata de relajarte antes de acostarte. Puedes leer un libro, escuchar música relajante o practicar técnicas de relajación como la meditación.
  6. Evita los alimentos y bebidas con cafeína antes de acostarte. La cafeína puede interferir con tu capacidad de conciliar el sueño.7. Evita los alimentos y bebidas con azúcar antes de acostarte. El azúcar puede aumentar tu nivel de energía y dificultar el sueño.
  7. Evita los alimentos y bebidas con alcohol antes de acostarte. El alcohol puede interferir con el sueño profundo y la calidad del sueño.
  8. Crea un ambiente de sueño adecuado. Trata de mantener tu habitación oscura, tranquila y fresca para facilitar el sueño.
  9. Utiliza una aplicación de sueño. Las aplicaciones de sueño pueden ayudarte a establecer un horario de sueño regular y rastrear tu sueño para que puedas identificar y corregir los factores que interfieren con tu sueño.

Referencias:

Does It Matter What Time You Sleep? Yes, With One Caveat: https://www.risescience.com/blog/does-it-matter-what-time-you-sleep

Waking up is the hardest thing I do all day: Sleep inertia and sleep drunkenness: https://doi.org/10.1016/j.smrv.2016.08.005

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *