Todos tenemos recuerdos que nos causan miedo y que, por alguna razón, parecen imposibles de olvidar. Ya sea un temor irracional a los payasos o al inicio de la pandemia, la angustia que nos generó dicho evento ocupa un lugar permanente en nuestra cabeza. 

Estos son posiblemente los recuerdos más vívidos que tenemos, pues cada cierto tiempo aparecen al hablar sobre ello o vivir una situación similar. Somos capaces de revivirlos igual que el primer día y también sentir las emociones que nos provocaron en su momento. Pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué ocurre esto? ¿Qué hace que los recuerdos negativos se vuelvan traumáticos?

La respuesta está en cómo se almacena el miedo en el cerebro. Un grupo de neuronas se encarga de fijar los recuerdos del miedo en una región cerebral que hace que los revivamos cada cierto tiempo. 

El origen del miedo en el cerebro

Neuronas / Vía Pixabay

Lo que hace que algunos recuerdos den miedo es un neurotransmisor del estrés llamado noradrenalina. Cuando se está formando un recuerdo traumático, este neurotransmisor se activa para estimular ciertas neuronas que facilitan el procesamiento del miedo. Básicamente, genera un patrón repetitivo de descargas eléctricas que provoca exaltación en el cerebro en lugar de relajación. 

Es por eso que, incluso en reposo, sentimos ansiedad al recordar un evento traumático, pues las conexiones neuronales ya grabaron el patrón y los estímulos necesarios para volver a recordarlo. 

Ahora bien, ¿por qué los recuerdos que dan miedo se repiten? Durante mucho tiempo se pensó que estos episodios se almacenaban en el hipocampo, al igual que los recuerdos felices. Sin embargo, si ese fuera el caso, entonces también debería ser fácil recordar momentos alegres y emotivos.

En un estudio reciente, los investigadores de la Universidad de California descubrieron cómo se almacena verdaderamente el miedo en el cerebro. Esto no ocurre en el hipocampo, sino en un grupo de células nerviosas, denominadas neuronas de la memoria CPF, en el córtex prefrontal.

Cómo se almacena el miedo

Actividad de las neuronas CPF cuando se almacena el miedo / Créditos: Nature

Para descubrir el origen de estos recuerdos, los investigadores estudiaron el cerebro de varios ratones de laboratorio. Siendo precisos, el uso que le daban a su córtex prefrontal durante un evento traumático. 

Al hacerlo, notaron que los circuitos neuronales se utilizan como mecanismos para almacenar el miedo en el cerebro: tanto el reciente como el remoto. 

«Los circuitos de memoria prefrontal se refuerzan progresivamente tras los sucesos traumáticos. Este refuerzo desempeña un papel fundamental en la maduración de los recuerdos del miedo hasta su estabilización en la corteza cerebral para el almacenamiento permanente».

Jun-Hyeong Cho, investigador en la Universidad de California 

Si bien el proceso inicia en el hipocampo, la sinapsis de las neuronas CPF refuerza gradualmente el aprendizaje del miedo en el córtex prefrontal. 

Grandes hallazgos para las personas con miedo o TEPT

Niña con su osito de peluche / Vía Pixabay

Los recuerdos de miedo remotos, es decir, la repetición de eventos que han fijado una intensa sensación de pánico en el sujeto, pueden afectar la salud mental. Concretamente, pueden causar un problema conocido como trastorno de estrés postraumático (TEPT), que afecta a alrededor del 6% de la población en algún momento de su vida.

Quienes padecen TEPT, como las víctimas de abuso o de un accidente, reviven a diario experiencias traumáticas pasadas. Por lo tanto, puede que estos hallazgos faciliten el desarrollo de una nueva terapia para superar su trauma. Ya sea bloqueando los circuitos de las neuronas PFC o inhibiendo a cierto neurotransmisión.

Al saber cómo se almacena el miedo en el cerebro, es posible alterar este proceso que conduce a ataques de pánico y graves problemas de salud.

Referencias:

Neocortical synaptic engrams for remote contextual memories http://dx.doi.org/10.1038/s41593-022-01223-1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *