¿Por qué el hemisferio sur es mucho más tormentoso? Esta pregunta se hicieron los investigadores de la Universidad de Chicago y la Universidad de Washington, quienes realizaron un estudio en el que analizaron en detalle los patrones de tormentas globales, las alturas de las cadenas montañosas y la circulación de energía alrededor de los océanos. Estos se consideran como los factores principales para determinar cómo se forman las tormentas por encima y por debajo del ecuador.

Durante el estudio, el equipo ejecutó una serie de modelos climáticos modificados para observar las variables cambiantes, como la topografía y las corrientes oceánicas. Estas tendrían un impacto en la cantidad de tormentas que se crean.

Vía iStock.

Más tormentas en el hemisferio sur

Los investigadores tenían conocimiento de que las tormentas y otros fenómenos meteorológicos extremos no se dividen por igual entre las dos mitades de nuestro globo. El hemisferio sur es aproximadamente un 24% más tormentoso que el norte. Pero, desconocían los motivos de por qué esto es así.

En el reciente estudio, los investigadores realizaron distintas observaciones del clima en el hemisferio sur. Es así que descubrieron que por estar más cerca del ecuador, hay más calor y humedad en la atmósfera. Así también hay mayor cantidad de vientos y corrientes de aire cálido que provienen de los trópicos. Estos vientos y corrientes de aire cálido son los responsables de la mayor cantidad de tormentas.

Además, al estar más cerca de la Antártida, hay una mayor cantidad de aire frío que se mueve hacia el norte, lo que también contribuye a la mayor cantidad de tormentas.

Asimismo, por el hecho de que el Océano Pacífico Sur sea más grande que el Océano Atlántico Norte, hay más agua para alimentar las tormentas.

Vía Pixabay.

Prepararse para el cambio climático

Mientras tanto, las observaciones satelitales indicaron que la frecuencia de las tormentas ha aumentado en el hemisferio sur desde la década de 1980. En cuanto al hemisferio norte, este se mantuvo prácticamente sin cambios. Es probable que se deba a cambios en las corrientes provocadas por cambios en la atmósfera y las temperaturas del océano. Estos cambios están ocurriendo en todo el mundo, pero en el norte se compensan con la pérdida de hielo marino y nieve y una mayor absorción de la luz solar.

«Se prevé que el hemisferio sur se vuelva más tormentoso, mientras que los cambios de tempestad en el hemisferio norte se silencian debido a un tira y afloja entre los cambios climáticos tropicales y polares», escriben los investigadores en su artículo.

Los investigadores esperan que sus hallazgos ayuden a que las sociedades del hemisferio sur se preparen mejor para los impactos del cambio climático.

Referencias:

Stormier Southern Hemisphere induced by topography and ocean circulation: https://doi.org/10.1073/pnas.2123512119

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *