¿Te imaginas escribir sin la necesidad de usar teclados? ¿O comunicarte en el metaverso moviendo solamente las manos? Estas innovaciones que hemos visto en las películas de ciencia ficción pronto se harán realidad. Todo ello gracias a una piel inteligente que puede leer tus gestos y llevarlos a entornos inmersivos.

En un artículo reciente, los investigadores de la Universidad de Stanford anunciaron un nuevo tipo de material biocompatible que puede interpretar innumerables tareas diarias siguiendo los movimientos de las manos. Entre estas tareas se encuentra la escritura. 

La “piel inteligente”, como ellos la llamaron, posee una pequeña red eléctrica que detecta cómo la piel se estira y se dobla. Esta se adhiere al dorso de la mano usando un aerosol, y se ajusta con precisión a las arrugas y pliegues de cada dedo humano. Es gracias a esto que puede transmitir señales a un computador o teléfono mediante Bluetooth. 

Podemos pensar en este dispositivo como una especie de guante inalámbrico, pero más ligero y con múltiples aplicaciones en la realidad virtual, los videojuegos, la telemedicina o la robótica. Aunque, por ahora, solo se ha utilizado para escribir en un teclado invisible.  

Teclear a dos manos con otra piel

Esquema del funcionamiento de la piel eligente / Créditos: Nature

Esta piel inteligente, como indica su nombre, utiliza una IA para leer los gestos de las manos. Siendo precisos, un algoritmo de aprendizaje automático que reconoce en tiempo real los patrones cambiantes en la conductividad eléctrica.

“A medida que los dedos se doblan y tuercen, los nanocables en la piel inteligente se aprietan y se separan, cambiando la conductividad eléctrica. Estos cambios pueden decirnos con precisión cómo se mueve una mano, un dedo o una articulación”.

Zhenan Bao, profesor de Ingeniería Química y autor principal del estudio.

Todos los datos que recopila esta IA pasan a una computadora, donde se convierten en comandos para realizar una tarea específica. Por ejemplo, escribir la letra X. 

Para demostrarlo, el equipo entrenó a este algoritmo con un teclado físico en pruebas conocidas como “metaaprendizaje”. Esto permite que el dispositivo reconozca rápidamente tareas manuales después de algunos intentos. 

Una vez finalizado el entrenamiento, el equipo retiró el teclado y este fue el resultado.

Cada vez que se replicaba un movimiento, la piel inteligente enviaba la información al computador que, a su vez, escribía la letra correspondiente.

Futuras aplicaciones de esta piel inteligente para leer gestos

Esta piel inteligente tiene un futuro prometedor, ya que su capacidad para leer gestos puede extrapolarse a varios entornos inmersivos.

Uno de ellos, es el mundo de los videojuegos. Este dispositivo posee una IA ágil que le permite aprender mucho más rápido. Tal precisión podría ser clave para transmitir movimientos detallados u ofrecer una experiencia más realista en un videojuego.

Esta piel inteligente también sería útil en el metaverso. Su naturaleza de pulverización le permite adaptarse a cualquier tamaño o forma de mano. Por lo tanto, existe la posibilidad de que el dispositivo pueda adaptarse también a la cara, para capturar señales emocionales sutiles. Eso podría conducir a avatares con expresiones y gestos más realistas.

Además, podría usarse también para reconocer el lenguaje de señas o incluso para encontrar objetos rastreando sus superficies.

Esta piel inteligente se adhiere con un aerosol / Vía Pixabay

La piel inteligente está diseñada para leer gestos con el mismo material que se usa para proteger los pisos de madera. Por lo tanto, es un dispositivo duradero que permanece puesto hasta que se frote con agua y jabón. Cualidades muy importantes para los investigadores, pues ellos consideran que podría convertirse en otro producto electrónico de uso diario. Ya sea para escribir en el ordenador, para jugar o para comunicarse con otros usuarios a través de movimientos simples.

Así que puede que pronto se convierta en un accesorio indispensable para llevar los movimientos manuales a otro medio: el digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *