Los homínidos llevan mucho tiempo cocinando. De hecho, es una de las cosas más antiguas que hacemos como especie. Los primeros indicios de que los homínidos cocinaban datan de hace aproximadamente unos 2 millones de años. Mientras que la evidencia más antigua del uso del fuego por los homínidos también tiene unos 2 millones de años y se encontró en Israel.

Es difícil decir con exactitud cuándo empezaron los humanos a cocinar porque aún los científicos aún no han encontrado pruebas sólidas, pero hay algunas teorías interesantes.

Nuestros primeros antepasados fueron homínidos que vivieron en África hace unos 4 millones de años. Eran principalmente herbívoros y se alimentaban de frutas y hojas.

Luego evolucionaron hacia el Homo erectus, lo que significa que caminaban erguidos y tenían cerebros más grandes que otros primates. Fue durante este periodo cuando los primeros humanos empezaron a cocinar sus alimentos para hacerlos más digeribles.

Se cree que la cocina comenzó cuando los primeros homínidos descubrieron el fuego y se dieron cuenta de que podían utilizarlo para cocinar alimentos. Esto supuso un gran paso adelante en la evolución humana, porque permitió a las personas comer una mayor variedad de alimentos, lo que dio lugar a dietas más equilibradas y más energía para explorar el mundo que les rodeaba.

Antes de este descubrimiento, los homínidos dependían de la carne cruda para alimentarse, pero una vez que aprendieron a cocinar la carne al fuego, les resultó más fácil digerirla y absorber sus nutrientes, lo que les convirtió en corredores más fuertes y rápidos sobre dos pies (o cuatro).

Vía iStock.

Evidencias de las primeras incursiones de nuestros antepasados homínidos en la cocina

En un estudio publicado en la revista Sciencie, los investigadores destacan algunos indicios sobre las primeras incursiones de nuestros antepasados homínidos en la cocina. En concreto, comparten las evidencias tempranas de alimentos vegetales cocidos con almidón.

La evidencia más temprana de homínidos cocinando alimentos se remonta a hace alrededor de 1,9 millones de años. Esta proviene del sitio de Gesher Benot Ya’aqov en Israel, donde los investigadores han encontrado huesos de animales quemados y restos de plantas. Esto sugiere que los primeros homínidos usaban fuego para cocinar sus alimentos.

Pero, en el reciente estudio se comparten indicios acerca de las incursiones de nuestros antepasados cocinando vegetales. Las evidencias indican que los primeros homínidos cocinaban rizomas ricos en almidón (las partes subterráneas comestibles de ciertas plantas). Esta práctica era muy común en África desde hace 170 000 años. Las evidencias arqueológicas reveladas en el estudio corresponden al sitio de Pinnacle Point en Sudáfrica, donde los investigadores encontraron rizomas carbonizados en un hogar que data de este período de tiempo.

Los rizomas probablemente se cocinaron al fuego para hacerlos más sabrosos y fáciles de digerir. Este es uno de los primeros ejemplos conocidos de alimentos cocidos y sugiere que los primeros humanos tenían una comprensión sofisticada de cómo usar el fuego para preparar alimentos.

Vía iStock.

Otras evidencias encontradas

Otras evidencias encontradas en otros estudios corresponden a alimentos vegetales cocidos con almidón y provienen de la cultura Natufian en el Levante, que se remonta a hace unos 12,000 años. Esta evidencia incluye la presencia de restos de plantas carbonizadas, como tubérculos, granos y leguminosas, así como el uso de piedras de moler y morteros. Por otra parte, también hay evidencias de alimentos vegetales ricos en almidón cocidos que provienen de sitios arqueológicos en Europa, como el sitio mesolítico de Star Carr en el Reino Unido, que data de hace unos 9,000 años. Aquí se encontraron restos de plantas carbonizadas, como granos, legumbres y tubérculos, junto con piedras de moler y morteros.

El consumo de alimentos vegetales ricos en almidón probablemente proporcionó una serie de beneficios a los primeros humanos.

Pero, el descubrimiento de rizomas carbonizados de Hypoxis en Border Cave es el más significativo de todos porque proporciona la evidencia directa más temprana de alimentos vegetales cocidos con almidón. Este descubrimiento revela información sobre los hábitos dietéticos de los primeros humanos y puede tener implicaciones para comprender la evolución de la movilidad humana.

Referencias:

Cooked starchy rhizomes in Africa 170 thousand years ago: https://doi.org/10.1126/science.aaz5926

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *