La vida cotidiana está llena de estímulos visuales, auditivos y olfativos. Y para alguien que está tratando de superar un trauma, estos estímulos pueden ser los desencadenantes que llevan a la resurrección de ese trauma. Una simple imagen puede ser suficiente para disparar un recuerdo doloroso. Una foto de la escena del accidente, por ejemplo, puede hacer que todo el trauma vuelva a la mente.

El trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés) puede ser muy debilitante. Los síntomas pueden hacer que te sientas atrapado/a en una espiral de ansiedad y depresión, sin mencionar los terrores nocturnos y los flashbacks.

Estas reacciones en el TEPT ocurren incluso sin la presencia de peligro, pero representan su propia amenaza al causar tensión en las relaciones en el hogar y el trabajo, provocando la necesidad de evitar ciertas situaciones y contribuyendo a los cambios de humor. Aunque pueden ser incómodas e incluso perturbadoras, es importante recordar que estas reacciones son completamente normales. De hecho, se trata de una respuesta natural del cuerpo a una situación estresante.

El PTSD es una condición que puede afectar a cualquier persona, independientemente de su edad. Según los Institutos Nacionales de Salud, el PTSD es un trastorno mental que se produce después de experimentar o presenciar un evento traumático. Afortunadamente existen tratamientos eficaces disponibles.

Vía iStock.

Primeros terapias para el TEPT

El tratamiento del trastorno de estrés postraumático puede incluir medicamentos y terapia. Por lo general, los medicamentos que se usan para tratar el PTSD son los mismos que se usan para tratar otros trastornos mentales, como la depresión y el trastorno de ansiedad generalizada.

Pero, el tratamiento más popular, desde su introducción en la década de 1960, es la terapia de exposición prolongada. Esta se ha utilizado con éxito para tratar a pacientes con trastornos de ansiedad, incluidos el trastorno de pánico y el trastorno de estrés postraumático (TEPT). Aunque esta terapia es efectiva, puede ser difícil para algunos pacientes someterse a ella debido al miedo y la ansiedad que pueden experimentar durante las sesiones. Los investigadores han buscado formas de mejorar los efectos de la terapia de exposición prolongada para que sea más accesible para los pacientes.

Los investigadores de MUSC Health han trabajado en conjunto con la empresa de dispositivos médicos Zericope para crear Bio Ware, un dispositivo de reloj pulsera que está diseñado para mejorar los efectos de la terapia de exposición prolongada. Sus hallazgos se publicaron recientemente un artículo en el Journal of Psychiatric Research.

El dispositivo mostró mejoras en el tratamiento del TEPT. Vía iStock.

Dispositivo para el tratamiento del TEPT

En la investigación, los científicos recurrieron a los veteranos con síntomas de PTSD para probar la efectividad de Bio Ware.

El dispositivo portátil Bio Ware es una herramienta que se utiliza durante las IVE para mejorar la terapia de exposición prolongada (PE) para el tratamiento del TEPT. Esta tecnología se utiliza para crear un ambiente controlado en el que se pueden realizar ejercicios de exposición a los gatillos del trastorno. Los gatillos pueden ser desencadenantes internos, como pensamientos o sensaciones, o externos, como objetos o situaciones.

Las exposiciones in vivo (IVE, por sus siglas en inglés) son un componente clave de los tratamientos basados en la exposición, durante los cuales los pacientes abordan situaciones que provocan miedo, pero que son seguras, en la «vida real». Estas situaciones pueden incluir estar en lugares abiertos, hablar en público o hacer contacto físico con objetos o personas temidos.

Cuando se realizan correctamente, las exposiciones in vivo han demostrado ser exitosas y útiles para los pacientes, pero dependen tanto del paciente y de su interpretación de sus propios factores estresantes.

En las pruebas realizadas el equipo observó disminuciones significativas tanto en los síntomas de TEPT como en los síntomas de depresión en los pacientes que usaron la nueva tecnología.

Vía iStock.

¿Cómo funciona Bio Ware?

El sistema Bio Ware incluye una cámara discreta con forma de botón adherida a la ropa del paciente, una herramienta del tamaño de un reloj alrededor de la muñeca y un auricular Bluetooth en la oreja para que sus terapeutas puedan estar virtualmente con ellos en la experiencia o situación. que les genera estrés. El médico puede ver registros inmediatos de la frecuencia cardíaca, la respiración y la angustia emocional del paciente , y puede guiarlo a través de la experiencia presionándolo para que haga más o retirándolo para que haga menos, para optimizar la exposición in vivo.

Los relojes desarrollados anteriormente apuntaban a algo similar, pero solo recopilaban información del pulso. Este sistema va a un nivel más profundo al cuestionar directamente el sistema nervioso autónomo.

El sistema nervioso autónomo controla reacciones fisiológicas como la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la respiración. Mediante el uso de la misma tecnología utilizada en las pruebas del detector de mentiras, los médicos pueden tomar esta respuesta galvánica de la piel, cambiar la experiencia desencadenante del paciente en consecuencia y observar cómo las acciones que le indican al paciente impactan en el sistema nervioso autónomo.

Referencias:

Technology-enhanced in vivo exposures in Prolonged Exposure for PTSD: A pilot randomized controlled trial: https://doi.org/10.1016/j.jpsychires.2022.10.056

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *