ChatGPT es un programa IA de generación de textos y fue desarrollado por la empresa de investigación de inteligencia artificial OpenAI. Este programa destaca por escribir sobre diversos temas en una variedad de estilos (en prosa o poesía). Pero lo más increíble de la IA es su capacidad de opinar sobre sí misma, así que en este artículo les compartiremos qué dijo ChatGPT sobre regular los sistemas IA.

Les adelantamos que la respuesta de la IA fue coherente y reflexiva, así que muchos de los puntos que señaló te sorprenderán un montón.

¿Cómo funciona ChatGPT?

Antes de hablar sobre regular los sistemas de IA, creemos importante que primero recuerdes cómo funciona ChatGPT:

  • Recuerda que funciona como cualquier chatbot.
  • Así que los usuarios solo deben dirigirse al sitio web de OpenAI, escribir una consulta o «solicitud». Puede ser como «sugerir algunas indicaciones para probar un chatbot» o un videojuego.
  • Después de ello, recibirás rápidamente una respuesta generada por la IA.
  • Ten presente que el programa produce sus respuestas basándose en la predicción de texto. La IA fue entrenada en un vasto corpus de escritura humana disponible en línea, así que permite predecir qué palabra debe seguir a la anterior para aparecer como una entidad de razonamiento.
  • ChatGPT no puede pensar por sí mismo. Esto significa que puede responder falsedades y declaraciones ilógicas que parecen razonables.

Este sistema IA es capaz de arrojar información incorrecta con aparente confianza.

¿Qué dice ChatGPT sobre regular los sistemas IA?

IA ajedrez
Vía Pexels

La página Scientif American le pidió a ChatGPT que señalara cómo debían regularse la IA. He aquí los puntos más interesantes que señaló el programa.

Primero comenzó hablando sobre su lanzamiento y toda la polémica que esto generó

“El reciente lanzamiento de ChatGPT de OpenAI ha provocado un debate sobre el nivel apropiado de regulación para modelos de lenguaje grandes. Mientras que algunos argumentan que ChatGPT, al igual que otras tecnologías de IA, debería estar sujeto a una supervisión y regulación estrictas, otros creen que debería tratarse de manera similar a otras formas de tecnología de comunicación y estar sujeto a una regulación mínima”.

Segundo punto: no dudó en señalar sus bondades

“A primera vista, ChatGPT puede parecer cualquier otro chatbot o modelo de lenguaje. Sin embargo, su capacidad para generar texto similar al humano y responder a una amplia gama de temas con altos niveles de fluidez y coherencia lo distingue de otros modelos de lenguaje. Este nivel de sofisticación plantea preocupaciones sobre la posibilidad de que ChatGPT se utilice con fines nefastos, como hacerse pasar por personas o difundir información errónea”.

Tercer punto: ChatGPT señala qué sería necesario a la hora de regular los sistemas IA

“Dadas estas preocupaciones, es importante que ChatGPT esté sujeto a algún tipo de regulación. Esto podría tomar la forma de exigir a las empresas o personas que usan la tecnología que revelen claramente que están usando ChatGPT, o que establezcan medidas de seguridad para evitar que la tecnología se use con fines nefastos”.

Esta es la solución que plantea la IA:

  • Establecer un organismo regulador específicamente encargado de supervisar el uso de ChatGPT y otros modelos de lenguaje extenso.
  • Dicho organismo podría ser responsable de desarrollar y hacer cumplir las reglamentaciones relacionadas con la tecnología. También debe trabajar con los desarrolladores y usuarios para que la tecnología se utilice de manera ética y responsable.
  • El nivel apropiado de regulación para ChatGPT dependerá de los riesgos específicos y los daños potenciales asociados con la tecnología.
  • Es importante considerar los impactos potenciales y tomar medidas para garantizar que se use de manera responsable y ética.

La respuesta fue coherente y nos parece increíble que la IA considere que necesita ser regulada. Después de todo, aún le queda mucho por aprender. ¿Qué piensas sobre esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *