¿Alguna vez te preguntaste por qué ya nadie está haciendo baterías extraíbles para smartphones?  A ver, no es que Apple o ninguna empresa pueda hacer un smartphone con batería extraíble, sino que ya no tiene sentido hacerlo.

Recordemos que las baterías extraíbles tuvieron su momento en los años 90 y 2000, pero hoy en día hay otras características que se priorizan sobre las baterías. Aquí te contaremos a profundidad todo esto, así que está atento.

Recuento histórico de las baterías extraíbles en smartphones y iPhones

  • Apple nunca ha lanzado un iPhone con una batería que puedas quitar fácilmente .
  • La batería siempre ha estado sellada dentro del iPhone. Y, la única forma de reemplazarla ha sido a través de estos pasos: 1) llevarla a Apple para que la reparen o 2) comprar tu propio conjunto de herramientas y abrir el iPhone tú mismo.
  • Otro dato interesante es que, mucho antes de que Steve Jobs subiera al escenario de Macworld en enero de 2007 para presentar el primer iPhone al mundo, la compañía ya había decidido su postura contra las baterías extraíbles. ¿Puedes ver hoy en día a un teléfono Android insignia con una batería extraíble? No, ¿verdad?
  • Samsung se deshizo de las baterías extraíbles en sus dos dispositivos insignia, el Galaxy S y el Galaxy Note, en 2014. Y LG, una de las últimas compañías en renunciar a ellas, resistió hasta 2016 con el G5.

Las características que las empresas priorizan sobre las baterías extraíbles

batería smartphone
Vía Pexels

Entonces, ¿por qué las grandes empresas dejaron de fabricar smartphones con baterías extraíbles?  Estos son algunos de los motivos:

  • Es cierto que las baterías extraíbles son convenientes, pero también limitan el diseño de un teléfono. Solo piensa en el Galaxy S5 y al Note 4. Ambos tienen respaldos de plástico que se pueden sacar fácilmente para revelar la batería. Pero la gente quería mejores materiales. Aunque el Note 4 tenía un marco de metal, el cuerpo de plástico del S5 y la parte trasera similar a una tirita fueron criticados. De hecho, Samsung cambió a un diseño de «sándwich» de vidrio y metal el próximo año con el S6. La compañía ha visto un gran éxito en todos sus teléfonos desde entonces.
  •  Las baterías selladas han permitido diseños más delgados y el uso de materiales nuevos y más lujosos. Estos no habrían sido estéticamente posibles si contaran con una batería trasera extraíble.
  • Si quieres que tu teléfono sobreviva a una caída en el agua, vas a querer tenga menos aberturas y más sellado interno que proteja los bits. Así que un diseño sin batería extraíble es lo ideal. Además, muchos de estos smartphones sin baterías extraíbles son resistentes al polvo.
  • Los smartphones que no tienen baterías extraíbles tienen más espacio para otras cosas. Una batería extraíble ocupa más espacio físico, hecho que se diferencia de una batería sellada. Los ingenieros pueden incluir otras características, tales como mejores altavoces, carga inalámbrica, entre otras cosas.
  • Las baterías extraíbles se limitan a ser rectangulares o cuadradas para una fácil instalación y extracción. En cambio, las baterías de los teléfonos nuevos están diseñadas para exprimir más energía con diseños no convencionales. Por ejemplo, el iPhone X también usa una batería única en forma de L compuesta por dos celdas de batería.

El futuro será más compacto

Vivimos en un mundo lleno de sacrificios por un bien mayor. Si no hubiésemos dejado de lado la sbaterpis extraíbles, el iPhone habría tenido una muerte rápida hace años.

Así que, podemos afirmar que por todo esto jamás volverás a ver un smartphone con batería extraíble.  De hecho, el futuro de los teléfonos estará aún más integrado y con más piezas personalizadas y selladas de lo que son ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *