Durante los últimos 18 meses, los investigadores de la firma francesa Urgo han estado trabajando en un vendaje revolucionario para el tratamiento de heridas. Su idea se aleja de lo convencional, es decir, del humilde yeso adhesivo o de las vendas elásticas. En realidad, lo que están creando es piel artificial para los pacientes con quemaduras graves.

La piel artificial no es invento precisamente nuevo. Desde 2017, se han creado réplicas para ayudar en la rehabilitación de la piel humana o para dotar a los robots de capacidades táctiles. Sin embargo, es la primera vez que se plantea su uso en el tratamiento de quemaduras. 

Para los investigadores, la piel artificial sería como el “Santo Grial” en el cuidado de heridas. En esencia, porque salvaría a las víctimas de quemaduras de los dolorosos y repetidos injertos de piel que soportan actualmente. Pero, ¿es posible tratar heridas solo con piel artificial?

Un proyecto “loco” para cicatrizar quemaduras

Investigadores viendo células vivas / Créditos: URGO

Guirec Le Lous, médico de Urgo y encargado de este proyecto Génesis, dijo que su idea era una locura. Esto debido a que nada hasta ahora ha logrado reemplazar a los vendajes convencionales. Sin embargo, el proyecto está en marcha y todos esperan tener el producto listo para el año 2030. 

Dentro del laboratorio de Urgo en Chenove, al este de Francia, los investigadores ya cultivaron células vivas que podrían utilizarse para crear esta piel artificial. Solo deben probar qué tan útiles son para poder fabricar los apósitos.  

«Tienen que poder recrear todas las funciones de la piel, incluida la protección contra amenazas externas y la regulación de la temperatura. Además, también deben ser relativamente fáciles de hacer, porque la piel artificial debe estar disponible para todos”.

Guirec Le Lous

Ahora bien, a pesar de lo descabellado del proyecto con piel artificial, sí es posible eliminar por completo la idea de vendarse una quemadura. 

Urgo ha desarrollado previamente apósitos para heridas crónicas y persistentes. Desde la década de los 2000, ofrece estos dispositivos inteligentes e interactivos con las heridas. Por lo tanto, el nuevo “vendaje” no supone ningún desafío.

La piel artificial como vendaje 

Investigadores midiendo el tamaño de los apósitos de piel artificial / Créditos: URGO

Un par de años atrás, la startup francesa VistaCare Medical desarrolló una técnica para sustituir por completo los vendajes. Los pacientes con quemaduras colocan su pierna afectada en un dispositivo grande que nunca toca su herido. En cambio, la cámara controla la humedad, la temperatura y otros aspectos importantes para la curación de esta herida.

«No hay más vendajes. La idea es poner la herida en un recinto, en un aire estéril. Con este sistema le proporcionamos a la herida lo que necesita en el momento adecuado».

Francois Dufay, presidente de VistaCare Medical

Los investigadores de Urgo planean hacer algo similar con su piel artificial, para que los pacientes con quemaduras puedan recibir un tratamiento mucho más seguro y eficaz. En especial, los niños entre uno y cinco años, que padecen casi la mitad de las quemaduras en todo el mundo, y sufren al tener un yeso o un vendaje convencional. 

Hoy en día, existen vendajes inteligentes que han demostrado ser más eficaces cicatrizando heridas. Incluso hay algunos apósitos que reducen los olores de las heridas necróticas. Por lo tanto, estamos viviendo una verdadera revolución en el tratamiento de las heridas. 

La piel artificial es solo el primer paso, pero pronto podríamos tener otras nuevas tecnologías apoyando la curación de quemaduras y úlceras. Así que esperemos que todo salga bien, y los investigadores de Urgo tengan en 2030 su “Santo Grial”: piel artificial para tratar quemaduras a cualquier edad.

Referencias:

Dressing ‘revolution’ seeks artificial skin for burn victims https://medicalxpress.com/news/2022-12-revolution-artificial-skin-victims.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *