Actualmente comprar un televisor puede ser un gran compromiso, sea porque pasas más tiempo viajando que en casa, o bien porque te mudas constantemente. A pesar de ello, la necesidad de entretener la mente con un poco de cine y televisión persiste, la manera más práctica es comprar un proyector portátil. Si quieres obtener la mejor calidad encuentra los mejores modelos de mini proyector en la web de Miniproyectores.shop. Te enseñamos a elegir el tuyo en este artículo.

Los proyectores dejaron las aulas de clase y las oficinas para meterse en nuestros hogares y hacernos la vida más práctica. Estos dispositivos ópticos proyectan imágenes sobre una superficie que puede ser una pantalla de proyección o una pared. La mayoría emite luz a través de un lente para transmitir la imagen, aunque algunos más modernos proyectan la imagen directamente con láser.

Existen muchísimas opciones en el mercado en diferentes rangos de precio y calidad, pero no es razón de agobio. Veamos qué necesitas saber para elegir el tuyo.

1. La fuente de luz: mientras más brillante, más nítida la imagen

Los proyectores pueden tener diferentes fuentes de luz: la lámpara tradicional (luz a través del lente), LED y láser. ¿Cuál es mejor? La opción con láser brinda imágenes más definidas, pero si no cuentas con presupuesto para adquirir uno más moderno, siempre puedes comprar un miniproyector más tradicional que sea eficiente.

La clave está en conocer los lúmenes del proyector. Esta medida nos indica la potencia lumínica del mismo y existen dos tipos: lúmenes led y lúmenes ANSI (American National Standards Institute). Fíjate en las características del miniproyector y chequea qué tipo indica. Si son lúmenes led tiene una calidad mayor, dado que su potencia supera con creces al de los lúmenes ANSI.

A modo de comparación, 3.000 lúmenes led equivalen a 500 lúmenes ANSI, con lo cual, si un miniproyector trabaja con lúmenes led sabes que tendrás una imagen proyectada de calidad. Si lo vas a usar en tu casa a oscuras, con un mínimo de 300 lúmenes te basta. Pero si quieres mayor definición, opta por una mayor cantidad de lúmenes.

Entre lámpara tradicional, led y láser: ¿Cuál elegir?

Los proyectores con lámpara tradicional son de los más económicos y brindan mucha luminosidad, la cual se ubica entre los 1.000 y 2.000 lúmenes. No obstante cuentan con una vida útil corta —unas 5.000 horas— y su calidad va disminuyendo según va consumiendo horas. Te recomendamos escoger uno de mayor calidad para tener un mayor tiempo de vida útil.

Un proyector led cuenta con una vida útil mucho más larga —hasta 20.000 horas— y su calidad se mantiene hasta el final. Su precio siempre va a ser más económico que el de uno con lámpara tradicional, ya que su cantidad de lúmenes es menor. Todo dependerá de la necesidad que tengas y de tu presupuesto. Sin embargo, es una buena inversión dada la relación entre vida útil y calidad.

Via Miniproyectores.shop

Con respecto a los proyectores con láser, estos son los mejores que puedes encontrar en el mercado gracias a su luminosidad, la cual tiene un aproximado de 5.000 lúmenes. Tiene una imagen mucho más definida y puede durar hasta unas 25.000 horas sin desgastarse con el tiempo.

¿Con cuál de las opciones te deberías quedar? Ya que hablamos de ser prácticos y llevar entretenimiento a donde quiera que vayamos, los proyectores led y láser son más ligeros y compactos en comparación con los que tienen lámpara tradicional. Con lo cual, ya puedes descartar la última opción.

2. Resolución y tecnología de proyección

Este es uno de los aspectos más relevantes a tomar en cuenta antes de comprar un proyector. Los proyectores actuales pueden utilizar LCD, DLP o LCoS como tecnología de proyección. ¿En qué consiste cada uno?

  • LCD: utiliza una fuente de luz que proyecta a través de tres paneles LCD de colores RGB, rojo, verde y azul. De esta manera proyecta las imágenes sobre la superficie. Es una buena opción si quieres colores naturales por bajo precio y si no te molesta el bajo contraste.
  • DLP: esta tecnología filtra la fuente de luz por una rueda de color y después a través de un chip de microespejos —de allí su nombre DMD, Digital Micromirror Devices—. Si cuentas con un presupuesto más alto y buscas una proyección impecable en espacios con luz ambiental, esta es una gran opción. Único detalle: la rueda DMD se puede escuchar al funcionar, aunque solo en opciones más económicas.
  • LCoS: combina ambas tecnologías, solo que en lugar de filtrar la luz por un chip DMD, lo hace con un dispositivo de silicio para proyectar la imagen. Actualmente es la mejor opción del mercado, con excelente contraste, nitidez y fluidez de imagen. Si lo quieres para mejorar tu experiencia en gaming, por ejemplo, es una gran opción. Sí es la más costosa del mercado, así que si cuentas con el presupuesto, es la mejor inversión.

Toma en cuenta la resolución y la relación de aspecto

Dentro de este apartado también es importante considerar la resolución y la relación de aspecto. Si todo lo que vas a ver es HD, decántate por una opción Full HD (1080p), la cual va perfectamente bien con la mayoría de portátiles y consolas de videojuegos hasta la PS4.

Si tu presupuesto solo da para un proyector con HD (720p), no está mal si quieres un uso más básico, como presentaciones y videos únicamente. Los XGA (1024×768), WXGA (1280×800), VGA (640×480) y SVGA (800×600) solo sirven para oficinas, ya que no son una buena opción para entretenimiento.

Ahora, si buscas tener una experiencia maravillosa de cine o gaming en casa, la mejor opción a elegir es uno de 4K (UHD).

En cuanto a la relación de aspecto, una rectangular de 16:9 o 16:10 es la más ideal, ya que es el formato estándar. Una cuadrada de 4:3 realmente no te servirá de mucho porque cortará la imagen.

3. Inputs o conectividad

Por último, uno de los factores más importantes que debes tomar en cuenta a la hora de comprar un proyector es la conectividad. Este debe ser compatible con los dispositivos con los que lo vas a utilizar. ¿Qué debería tener el proyector que vas a comprar?

  • HDMI: prácticamente todas las laptops tienen este puerto, al igual que las consolas de videojuegos. También puedes conectar tu móvil con un adaptador.
  • Wi-Fi: los más modernos tienen chip Wi-Fi que te permite conectarte de manera inalámbrica.
  • USB: te permite conectar pendrives directamente y reproducir el contenido desde ahí sin contar con otro dispositivo.
  • SD: al igual que la entrada de USB, este puerto te permite ver todo el contenido que tienes en una tarjeta SD. De esta manera puedes ver las fotos y videos que capturaste con tu cámara en ese viaje increíble.
  • VGA: ¿Recuerdas esos puertos con tornillos de los computadores antiguos? Este es ese puerto. Aunque está casi obsoleto, puede que lo llegues a necesitar, así que no está demás.
  • S-Video: no se utiliza en tantos dispositivos, pero algunos decodificadores de televisión sí, por lo que deberías chequear si el tuyo lo tiene. Así los harás compatibles.

Ya sabes cómo comprar un proyector, ahora ¿cuál elegirás?

Comprar un proyector es uno de los mejores regalos que puedes hacer. Ya sabes todas las características que debes buscar en un proyector. Si apuntas por opciones más portátiles, un mini proyector es la opción más adecuada para ti. 

Los mini proyectores son la opción más práctica de llevar contigo tus series y películas favoritas en una experiencia más cómoda que sostener el móvil. Son una versión portátil y más económica de un proyector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *