Aunque las fiestas navideñas son agradables para la mayoría de las personas, muchas sienten agotamiento por las vacaciones que llegan y se van. A este sentimiento incluso se lo conoce como «agotamiento festivo» o «agotamiento de vacaciones». En este artículo te explicamos por qué sucede esto y qué puedes hacer para recuperarte después de que terminen las vacaciones.

Durante la temporada navideña, todos estamos expuestos a numerosos factores estresantes. Cuando tu cerebro percibe un factor estresante, se enciende tu sistema nervioso simpático. Este es responsable de la reacción de «lucha o huida» del cuerpo. Hace esto para preparar tu cuerpo para mantenerte alerta y ayudarte a superar una situación estresante.

Cuando el sistema nervioso simpático se activa, el cuerpo produce adrenalina y comienza a trabajar más. Entonces, se bombea más sangre a través del corazón, los pulmones aumentan su entrada de aire y mejoran la vista y la audición. Puedes sentir los cambios en tu cuerpo, por ejemplo, produce más sudor o se generan palpitaciones en el pecho.

Vía iStock.

El estrés de las vacaciones puede derivar en agotamiento

Si los factores estresantes se repiten durante las vacaciones, esto puede conducir a cambios duraderos dentro de los sistemas del cuerpo. Es de ese modo que surge una sensación de agotamiento.

El sistema nervioso simpático se vuelve más propenso a la activación para amortiguar los efectos del sistema nervioso parasimpático. Esto ayuda al cuerpo a equilibrar las respuestas al estrés. Al mismo tiempo, el cortisol, lo que puede hacer que te sientas sobreexcitado e incapaz de relajarte.

Si la activación de cortisol dura demasiado, tu cuerpo puede comenzar a producir niveles diarios más bajos de cortisol, dejándote con una sensación de agotamiento. Eventualmente, la activación constante del sistema nervioso simpático inhibe la capacidad de tu cuerpo para recuperarse del estrés y sentirse energizado durante todo el día, lo que contribuye a la sensación de agotamiento festivo.

Vía iStock.

Consejos para superar el agotamiento

Si te sientes agotado después de las vacaciones, sigue los siguientes consejos para sentirte mejor y recuperarte.

  1. Reminiscencia. Recordar emociones positivas puede ayudarte a obtener una nueva perspectiva de tus experiencias, lo que ayudará a ver tu vida de una manera más equilibrada. Puedes realizar esta actividad con familiares y amigos para recordar buenos tiempos usando fotografías. Si estás solo, cierra los ojos y piensa detenidamente en tus recuerdos, o escríbelos. Cuanto más esfuerzo pongas en esta actividad, mejores serán tus resultados. Esto ayudará a recordarle a tu cuerpo cómo se siente sentirse bien.
  2. Escucha música. Si te resulta difícil relajarte, tienes dificultades para dormir o te sientes cansado, intenta traer más música a tu vida. Esto es especialmente importante antes de ir a dormir. La música está asociada con la reducción del estrés, y reducir el estrés ayudará a aliviar los síntomas del agotamiento. Puedes escuchar música que te guste, siempre y cuando te haga sentir mejor. Incluso puedes probar bailarla, ya sea solo o con tus seres queridos.
  3. Anticipa un buen día. Antes de irte a la cama, trata de imaginar vívidamente cuatro eventos positivos que podrían sucederte al día siguiente. Pueden ser tan simples como recibir un mensaje de texto de alguien que te importa, salir a caminar o hacer una de tus cosas favoritas. Trata de usar todos tus sentidos al imaginarlo, luego ve a la cama. Esta técnica te ayudará a dormir bien por la noche y a reconstruir todos sus recursos agotados y recuperarte del agotamiento después de la temporada festiva.

Referencias:

Holiday burnout: Why it happens and three research-proven ways to help you recover: https://medicalxpress.com/news/2022-12-holiday-burnout-research-proven-ways-recover.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *