A diferencia de la sal, cuyo consumo debe restringirse al máximo en caso de hipertensión, es posible seguir disfrutando de cierta cantidad de café al día siendo hipertenso. 

Estudios han demostrado que esta bebida, una de las más famosas alrededor del mundo, puede prevenir un infarto al miocardio y mejorar la circulación. Por no mencionar que su consumo diario reduce el riesgo de desarrollar otras enfermedades crónicas, como la diabetes tipo 2 o algunos tipos de cáncer. Así que, ningún amante de la cafeína debería renunciar a este hábito por un problema de tensión. 

Sin embargo, es importante tener en cuenta las cantidades. Beber dos o tres tazas de café al día puede ser beneficioso para una persona sana, pero mortal para alguien con hipertensión arterial grave (160/100 mm Hg o superior).

Una investigación publicada en el Journal of the American Heart Association confirmó esto recientemente y, además, aclaró cuántas tazas serían recomendables en ese caso. 

¿Cuál sería la cantidad máxima de café para un hipertenso?

Tazas de café / Vía Pixabay

Puede que a los consumidores más asiduos esta cifra les parezca insignificante, pues ciertamente lo es si estamos acostumbrados a tomar entre tres y cinco tazas al día. Sin embargo, los resultados sugieren que, en caso de hipertensión, la cantidad de café no debe exceder los 100 miligramos. 

Lo ideal sería entre 50 y 80 miligramos de cafeína diarios en una taza de 8 onzas. Básicamente, una buena taza de café y nada más. 

Por el contrario, beber dos o más tazas de café al día puede duplicar el riesgo de muerte de las personas hipertensas. Esto debido a que tal cantidad de cafeína desencadena la aparición de palpitaciones, presión, problemas para conciliar el sueño y ansiedad, síntomas que pueden dar pie a un infarto. 

“Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que encuentra una asociación entre beber 2 o más tazas de café al día y la mortalidad por enfermedades cardiovasculares”.

Hiroyasu Iso, profesor emérito de la Universidad de Osaka 

La cafeína y la presión arterial

Para determinar el riesgo de las personas con hipertensión y la cantidad de café recomendado, los investigadores reunieron a más de 6.570 hombres y cerca de 12.000 mujeres entre los 40 y 79 años. 

Todos los participantes eran adultos japoneses oriundos de 45 comunidades diferentes, sin embargo, su nacionalidad no era relevante pues no estaban evaluando su estilo de vida. 

Midiendo presión arterial / Vía Pixabay

Durante 12 años, los investigadores analizaron la cantidad de café que consumían y cómo eso afectaba su salud. Esto último mediante exámenes médicos y cuestionarios autoadministrados. 

Sus resultados revelaron que los hipertensos con 160/100 mm Hg o superior eran más susceptibles a los efectos peligrosos de la cafeína a partir de las dos tazas. De hecho, durante el estudio documentaron 842 muertes relacionadas con enfermedades cardiovasculares.

No obstante, aquellos cuyo consumo se limitaba a una taza de café al día no desarrollaron ninguna complicación. Tampoco aumentaron el riesgo de muerte cardiovascular. 

“Dado que las personas con hipertensión grave son más propensas, pueden superar sus efectos protectores y aumentar el riesgo de muerte».

Hiroyasu Iso

Sus hallazgos también evaluaron el consumo de tazas de té, ya que es una bebida más típica en la región y contiene también cafeína. Sin embargo, los resultados fueron similares: solo una taza es segura.

Por lo tanto, si bien podemos seguir disfrutando de la cafeína a pesar de tener hipertensión, es importante limitar la cantidad de café diario a una sola taza. De lo contrario, ese placer culpable podría volverse un problema serio.

Referencias:

People with very high blood pressure may want to go easy on the coffee https://www.heart.org/en/news/2022/12/21/people-with-very-high-blood-pressure-may-want-to-go-easy-on-the-coffee 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *