En un estudio publicado en la revista FASEB Journal, científicos de la Universidad Metropolitana de Osaka, en Japón, han descubierto un gen, denominado CREB-Regulated Transcription Coactivator 1 (CRTC1), que está relacionado con comer exceso y la obesidad.

Mediante experimentos en ratones, los investigadores descubrieron que cuando se suprime el CRTC1, los roedores se vuelven obesos. Por lo tanto, existe la posibilidad de suprimir la obesidad modificando el funcionamiento del gen CRTC1.

Vía iStock.

Hasta ahora, los científicos desconocían los mecanismos detrás de las neuronas que se encargan de expresar al gen CRTC1. Tampoco sabían cuáles son las neuronas específicas responsables de suprimir la obesidad. Pero, en el reciente estudio los investigadores han encontrado algunas pistas.

Los científicos japoneses buscaron los mecanismos biológicos y genéticos que estimulan al cerebro a comer en exceso. Se sabe que los alimentos hipercalóricos tienen un buen sabor, sin embargo, hacen que comamos en exceso. Como resultado, se producen problemas de salud y obesidad. Pero, aún no se conocían los genes que nos hacen comer en exceso.

Un gen que nos hace comer en exceso

En este estudio, los investigadores se centraron en descubrir el mecanismo por el que la CRTC1 suprime la obesidad. Para ello, vigilaron el funcionamiento de las neuronas que expresan el receptor de melanocortina-4 (MC4R).

Los investigadores plantearon la hipótesis de que la expresión de CRTC1 en las neuronas que expresan MC4R suprimía la obesidad. Esta hipótesis surge porque se sabe que las mutaciones en el gen MC4R causan obesidad.

Entonces, crearon ratones que expresan CRTC1 con normalidad, excepto en las neuronas que expresan MC4R, donde está bloqueada. Con ello, examinaron el efecto que la pérdida de CRTC1 en esas neuronas tenía sobre la obesidad y la diabetes.

Vía iStock.

Los ratones sin CRTC1 fueron alimentados con una dieta estándar. En estos ratones las neuronas que expresan MC4R no mostraron cambios en el peso corporal en comparación con los ratones de control. Los ratones con deficiencia de CRTC1 recibieron una dieta diferenciada que era rica en grasas. En estos ratones los científicos percibieron comportamientos diferentes a los otros. Estos roedores comieron en exceso y, como consecuencia, se volvieron más obesos que los ratones de control. Además, desarrollaron diabetes.

El líder del estudio, el profesor de la Escuela de Postgrado de Vida Humana y Ecología de la Universidad Metropolitana de Osaka, Shigenobu Matsumura, ha comentado:

Este estudio ha revelado el papel que desempeña el gen CRTC1 en el cerebro y parte del mecanismo que nos impide comer en exceso alimentos hipercalóricos, grasos y azucarados. Esperamos que esto nos lleve a comprender mejor las causas de que la gente coma en exceso.

Referencias:

CRTC1 deficiency, specifically in melanocortin-4 receptor-expressing cells, induces hyperphagia, obesity, and insulin resistance: https://doi.org/10.1096/fj.202200617R

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *