Desde 2019, se habla sobre cómo la inteligencia artificial (IA) podría ser clave para detectar varios tipos de demencia. De hecho, actualmente existen algoritmos creados específicamente para diagnosticar el deterioro cognitivo. Pero, ¿qué tan útiles son? 

Científicos del Instituto Regenstrief, la IUPUI y la Universidad de Indiana se hicieron esa pregunta hace poco, y ahora están trabajando en un estudio masivo para determinar si es posible “detectar digitalmente la demencia”. Es decir, utilizar datos del paciente, como su historia clínica electrónica, para determinar los signos tempranos de la enfermedad.

La demencia abarca una variedad de trastornos caracterizados por la disminución progresiva de la memoria, el razonamiento, la comunicación y la capacidad de realizar actividades diarias. Por lo tanto, es una enfermedad compleja que muchas veces pasa desapercibida. 

Se estima que hay más casos no diagnosticados que pacientes con demencia, entre un 50 y un 80% más. Esto debido, en parte, a que las personas que suelen acudir a revisiones constantes son aquellas que tienen un familiar con Alzheimer y, por ende, temen su aparición. Pero también es porque existen muy pocas herramientas de diagnóstico temprano para esta enfermedad. 

Detectar temprano la demencia con ayuda de las IA

Manos de un paciente con demencia / Vía Pixabay

Para estudiar la utilidad de la inteligencia artificial en este campo, los investigadores desarrollaron un algoritmo de aprendizaje automático llamado “passive digital marker”. 

Su estudio masivo aún no ha concluido. El primer ensayo con pacientes apenas acaba de iniciar en Indiana, y el segundo tendrá lugar a principios de 2023 en Miami. Por lo tanto, de momento es difícil asegurar que la IA sea útil para detectar la demencia en etapa temprana. 

No obstante, hay varios datos interesantes que podemos extraer de su primer ensayo con 3.600 pacientes entre 65 y 85 años. Y con esto nos referimos a su algoritmo.

El passive digital marker se desarrolló para analizar la historia clínica de los pacientes e identificar casos no diagnosticados. Esta herramienta ya ha sido entrenada con varios expedientes de prueba, por lo que no necesita ningún otro dato del paciente o de su familia. Ni pruebas de sangre o resonancias magnéticas. 

Se trata de una tecnología sensible que nunca entra en contacto con el paciente, solo con sus datos electrónicos. 

Durante su desarrollo, los investigadores comprobaron que la IA era capaz de detectar el deterioro cognitivo leve, la enfermedad de Alzheimer, así como otros trastornos relacionados con la demencia. Y en el primer ensayo preliminar, se demostró que esta capacidad de diagnóstico prevalecía. 

“No solo estamos reconociendo a los pacientes con deterioro cognitivo. También estamos brindando apoyo computarizado al médico que ayudará a derivar a estos pacientes a una prueba de detección de demencia confirmatoria».

Malaz Boustani, científico en la Universidad de Indiana

Sin embargo, todavía se necesita comprobar qué tan sensible es con pacientes de diferentes edades y etnias.

Cuadro con todos los requisitos de análisis que están tomando en cuenta con la IA / Créditos: Nature

¿Esta IA brindará una atención temprana a los pacientes?

Los investigadores no tienen una respuesta definitiva todavía, pero consideran que este algoritmo y sus semejantes podrían mejorar la atención primaria de los pacientes. Principalmente porque ofrecen tres beneficios esenciales:

  • Ofrecen resultados rápidos y a distancia, por lo que no es necesario acudir a consulta de manera frecuente.
  • No exigen pruebas adicionales para el diagnóstico, lo que supone un bajo costo.
  • Y sobre todo, son sensibles a signos cognitivos leves que usualmente pasan desapercibidos.

En este sentido, ellos creen que la inteligencia artificial podría ser un método complementario en el futuro. Al menos para alertar a las personas que desconocen su deterioro cognitivo y duplicar la cantidad de casos identificados.

Sin embargo, para conocer el veredicto final tendremos que esperar a que este estudio masivo determine si es posible o no la detección digital de una enfermedad como la demencia. 

Referencias:

Digital detection of dementia (D3): a study protocol for a pragmatic cluster-randomized trial examining the application of patient-reported outcomes and passive clinical decision support systems https://dx.doi.org/10.1186/s13063-022-06809-5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *