Una o dos semanas antes de la menstruación, muchas mujeres experimentan dolor de cabeza, fátiga, acné, ansiedad o algún malestar similar. Estos síntomas pertenecen a lo que se conoce como síndrome premenstrual (SPM), pero no siempre están ligados a este trastorno debilitante en las mujeres. 

La prevalencia del SPM se sitúa actualmente en torno al 12%, lo que significa que hay pocos casos diagnosticados.

Podríamos pensar que se trata de un error o algo similar, pues la ginecología siempre ha visto la salud femenina desde el punto de vista masculino. Sin embargo no es así, en realidad no todas las mujeres padecen este síndrome aunque tengan algún malestar antes de la menstruación.

Si te estás preguntando por qué, aquí te lo explicamos.

¿Quiénes padecen el síndrome premenstrual?

Vía Pixabay

El SPM es realmente un conjunto de síntomas físicos y psíquicos que ocurren en la segunda mitad del ciclo menstrual y desaparecen tras la menstruación. Por lo tanto, para hablar de un síndrome premenstrual necesitamos considerar dos aspectos importantes.

Primero, la cantidad de síntomas que presenta la mujer. Se estima que en torno al 80% de las mujeres presenta algún síntoma físico o psíquico de los característicos del síndrome premenstrual. Sin embargo, presentar un síntoma es algo completamente normal debido a todos los cambios hormonales que se producen durante la menstruación. Ahora, más allá de eso es poco común, especialmente si los síntomas aumentan en los días premenstruales. 

Luego, es importante considerar qué tanto repercuten los síntomas en la calidad de vida. Cuando estos empiezan a interferir en la vida social, el rendimiento laboral o la relación de pareja, entonces estamos ante un verdadero síndrome premenstrual en las mujeres.

Para diagnosticar un SPM los ginecólogos usualmente le piden al paciente que haga un registro de sus síntomas 5 o 7 días antes de la menstruación y durante al menos tres ciclos. Esto con la finalidad de descartar malestares poco recurrentes que no están vinculados con el síndrome premestrual.

“Hay momentos en los que la mujer se encuentra peor y otros en los que está mejor. Es necesario encontrar al menos un síntoma físico y otro psíquico durante al menos 2-3 ciclos para poder diagnosticar el SPM”.

Estela Lorenzo, especialista en Ginecología en el Hospital de Madrid.

Por lo tanto, solo aquellas mujeres que presentan constantemente dos o más síntomas debilitantes son las que pueden llegar a padecer este trastorno. Es decir, entre el 40 y el 65% de la población.

Aliviar el SPM en las mujeres

Mujer apretando su viente / Vía Pixabay

Como vemos, el síndrome premestrual no aparece en todas las mujeres. Sin embargo, aquellas que lo sufren necesitan toda la ayuda posible pues los síntomas suelen empeorar con el tiempo.

Los ginecólogos recomiendan para estos casos cuatro hábitos saludables que pueden aliviar la sintomatología física y psíquica. Estos serían:

  • Prácticar yoga o cualquier otra técnica de relajación destinada a reducir la irritabilidad, la ansiedad y la depresión que genera el síndrome premestrual en las mujeres. 
  • Mantener una buena dieta, rica en minerales y proteínas pues la vitamina B6 y el calcio parecen estar asociados al síndrome de alguna manera.

Aunque, por supuesto, si el SPM es severo lo más recomendable es acudir a un especialista para obtener un tratamiento personalizado. Después de todo, este síndrome muchas veces aparece en mujeres genéticamente predispuestas a los cambios hormonales o alérgicas a ellos. Así que es importante tratarlo cuanto antes para evitar futuras complicaciones.

Referencias:

Premenstrual syndrome https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26303988

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *