Según un informe publicado por el National Institute of Standards and Technology (NIST),  la tecnología wi-fi podría ser capaz de detectar si una persona está teniendo problemas respiratorios. Este es otro uso de la tecnología wi-fi que casi nadie esperaba ver.

En el informa se explica que, una señal wi-fi, puede detectar cambios en la respiración humana a través de obstáculos sólidos como paredes. Creemos que esto podría dar cabida para el desarrollo de dispositivos que alerten a las personas o a un hospital sobre el estado de salud de alguien.

¿En qué se podría usar esta tecnología wi-fi capaz de detectar problemas respitratorios?

  • Esta tecnología podría ser útil para las personas proclives a sufrir ataques de asma o padecer otras condiciones respiratorias.
  • Incluso puede usarse para detectar si alguien está sufriendo un ataque cardíaco, una caída o monitorear el sueño de las personas.
  • Los creadores de esta tecnología esperan que ayude a mejorar la salud y la seguridad de las personas. Desean que proporcione una manera más precisa y rápida de detectar ciertos problemas de salud.
  • Un detalle de uso importante sobre esta tecnología wi-fi que puede detectar problemas respiratorios es que tendrá la capacidad de alertar a los servicios de emergencia si la persona sufre una complicación de salud.
NIST
Vía NIST

Futuro y aspectos en los que deberá mejorar la tecnología

La tarea de traducir los patrones de datos recabados en el diagnóstico de un problema respiratorip será llevada a cabo a través de algoritmos de aprendizaje profundo. Jason Coder, director de esta investigación, comentó al respecto:

“Todas las formas en que recopilamos los datos se realizan en el software en el punto de acceso (en este caso, el enrutador), lo que podría hacerse mediante una aplicación en un teléfono. Este trabajo trata de exponer cómo alguien puede desarrollar y probar su propio algoritmo. Este es un marco para ayudarlos a obtener información relevante”.

Debemos tener presente que esta tecnología solo ha sido probada con un maniquí robótico. Así que todavía se encuentra en desarrollo. De hecho, hay muchos detalles técnicos por resolver antes de que pueda ser usada a nivel global.

Entre las dificultades que requieren de una solución urgente, está la posibilidad de que haya interferencias con otras señales wi-fi. Y es que si no se aíslan adecuadamente, podrían perturbar el trabajo de este nuevo programa. Por otro lado, el producto también debe entregar garantías de privacidad y la seguridad de los datos que se recopilen sobre las personas.

Se espera que, en un futuro, esta tecnología wi-fi vaya más allá de detectar problemas respiratorios. Y pueda ayudar con otros problemas de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *