Envejecer es una parte fundamental de la vida, pero cada quién decide cómo vivirla. Muchas veces damos por hecho que la vejez va de la mano con alguna enfermedad, pero realmente no es así. Si cambiamos algunos malos hábitos antes de cumplir los 50 años, podemos aspirar a un envejecimiento saludable. 

Pero, ¿cuáles serían estos hábitos? Un nuevo estudio de la Universidad de Toronto encontró cinco factores que perjudican la salud: la falta de ejercicio, una mala alimentación, el tabaco, el insomnio y los bajos ingresos. Las personas mayores tienen más probabilidades de desarrollar problemas cognitivos, físicos o emocionales incapacitantes cuando está presente alguno de estos factores. 

Tomando en cuenta esto, el equipo estudió también los hábitos que aumentaban la probabilidad de mantener una buena salud durante la vejez. Para ello, analizaron a más de 7.000 canadienses entre los 55 y los 80 años. 

Después de tres años de estudio, estos fueron sus resultados: cinco hábitos saludables a tener en cuenta antes de llegar a la tercera edad.

1# Seguir una dieta saludable

Pareja cocinando en casa / Vía Pixabay

Los adultos obesos tenían menos probabilidades de mantener una buena salud en la vejez. Principalmente porque la obesidad afecta el correcto envejecimiento de las células, y como tal, puede causar la aparición de una serie de síntomas físicos y problemas cognitivos. 

En este sentido, es importante mantener un peso adecuado antes de llegar a los 70 años, para así evitar la aparición de enfermedades debilitantes como la diabetes o la demencia. Y la mejor forma de lograr algo así es a través de una dieta saludable: sin mucha sal, grasa o alimentos azucarados. 

2# Evitar el tabaco 

Cigarrillos / Vía Pixabay

Otros hábitos relacionados con el estilo de vida son esenciales para asegurar un envejecimiento saludable. Los investigadores descubrieron que los adultos mayores que nunca fumaron tenían un 46% más de probabilidades de mantener un estado de salud excelente en comparación con los fumadores. 

Todos sabemos cuáles son los riesgos que hay detrás del tabaco, como una menor función pulmonar o una mayor probabilidad de desarrollar síntomas respiratorios. Sin embargo, los investigadores afirman que los ex fumadores que dejaron el vicio antes de los 50 también gozaban de una buena salud durante el estudio.

Por lo tanto, es importante tratar este mal hábito cuanto antes para tener un envejecimiento saludable.    

3# Hacer ejercicio a diario

Una pareja trotando / Vía Pixabay

Su estudio también concluyó que la actividad física moderada es importante para mantener una buena salud durante la tercera edad. Es decir, andar a paso ligero, trotar, montar en bicicleta o bailar.

Los adultos mayores que practican deporte a diario, como un hábito, tienen entre un 35 y un 45% más de probabilidades de mantener y mejorar su salud física y mental.

4# Dormir bien para el envejecer de forma saludable 

Vía Pixabay

Todos sabemos que es importante dormir. Si no descansamos la cantidad de horas necesarias, nuestras funciones cognitivas se verán perjudicadas. Esto le ocurre también a las personas mayores. 

Los investigadores descubrieron que el insomnio se vuelve un mal hábito con el tiempo, al punto que perjudica el envejecimiento saludable de una persona. Según su estudio, aquellos que nunca o rara vez experimentaron problemas de sueño, tenían un 29% más de probabilidades de mantener una salud excelente.

Por tal motivo, ellos recomiendan tratar el insomnio lo antes posible para disfrutar de una vejez más activa. 

5# Ahorrar para la vejez

Pareja bailando / Créditos: Thefoodtech

Los ingresos también fueron un factor importante durante el estudio. Solo la mitad de los participantes que vivían por debajo del umbral de la pobreza envejecieron de forma saludable, frente a las tres cuartas partes de los que vivían por encima de ese umbral.

Si bien es imposible cambiar la economía de un país, el ahorro puede ser una buena alternativa para obtener esa sensación de seguridad que se necesita durante la vejez.

Estos serían los principales hábitos a considerar para tener un envejecimiento saludable. Aunque cada persona es un mundo, y por supuesto hay excepciones, un estilo de vida más sano puede marcar la diferencia entre una vejez activa y una vejez difícil de afrontar.

Referencias: 

Successful Aging among Immigrant and Canadian-Born Older Adults: Findings from the Canadian Longitudinal Study on Aging (CLSA) https://doi.org/10.3390/ijerph192013199

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *