La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos ha anunciado una escasez nacional de diferentes medicamentos, incluido un antibiótico común, la amoxicilina. Una escasez que podría durar varios meses.

La amoxicilina es un antibiótico que se usa «para tratar una variedad de infecciones infantiles, incluidas infecciones del oído, faringitis estreptocócica y neumonía», dice la doctora Nipunie Rajapakse, médica pediátrica de enfermedades infecciosas de la Mayo Clínica Centro Infantil.

Vía iStock.

La experta advierte que quizás en los próximos meses los padres noten la escasez de este antibiótico tan común. También es probable que aparezcan dificultades para encontrar el medicamento en la farmacia:

La escasez parece estar afectando especialmente a las formulaciones de suspensión oral de estos medicamentos.

Esta escasez podría complicar la medicación en niños que no pueden tragar otros tipos de medicamentos que vienen en presentaciones como pastillas o tabletas. Por eso los padres de estos niños tendrán que estar al tanto de lo que deben hacer para sobrellevar la escasez de un antibiótico tan importante como la amoxicilina.

Consejos si no encuentras amoxicilina

La doctora Rajapakse ofrece consejos a quienes experimenten la escasez de la amoxicilina. Principalmente, manda mucha paciencia a estos padres:

Si te encuentras con una situación en la que te han recetado amoxicilina y no puedes encontrarla para tu hijo, es importante que hables con su farmacéutico y con el proveedor de atención médica que le recetó el medicamento porque hay otras alternativas que se pueden utilizar.

Los médicos y farmacéuticos pueden presentarte una alternativa a la amoxicilina que incluya antibióticos de segunda o tercera línea. Estos podrían ayudar a tu hijo a cumplir con su tratamiento para la infección bacteriana que lo esté aquejando.

Vía iStock.

«La mayoría de los proveedores de atención médica deben estar familiarizados con cuáles son para la infección específica que se le está diagnosticando a tu hijo y deberían poder recomendar un antibiótico diferente para ayudar a tratarlos si no puede encontrar amoxicilina», dice la experta.

Otras alternativas que propone la doctora es recurrir a triturar píldoras o abrir cápsulas de amoxicilina, de llegar a conseguirlas en estos formatos. Todo ello en caso de que tu hijo a hija no pueda tragar las píldoras enteras.

Para el caso de los resfriados, la gripe, el virus respiratorio sincitial (VSR) y el COVID-19, los tratamientos con antibióticos no son necesarios. ¿Por qué? Porque se tratan de virus respiratorios y no bacterias.

Sin embargo, las infecciones bacterianas secundarias, como las infecciones de oído, la neumonía bacteriana y las infecciones de los senos paranasales pueden ocurrir después de un aumento repentino de infecciones virales respiratorias.

En dicho caso, lo que recomienda la especialista es la vacunación. Esta es «la mejor manera de prevenir infecciones por virus como el COVID-19 y la influenza. Estos no solo pueden prevenir la infección con los virus, sino que también reducen la posibilidad de tener una complicación o una infección bacteriana secundaria, que puede venir después de una de estas infecciones virales”, dice la doctora Rajapakse.

Referencias:

Antibiotic shortage: What to know if you can’t find amoxicillin: https://medicalxpress.com/news/2022-12-antibiotic-shortage-amoxicillin.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *