Aunque no lo creas, el deseo que sentimos al ver un trozo de chocolate es muy similar a lo que sienten los adictos hacia las drogas. Un nuevo estudio del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) encontró un vínculo entre el deseo de consumir drogas y el impulso irresistible por comer, también conocido como “food craving”.

Usando una IA, el equipo reveló que las respuestas cerebrales que producen las drogas ocurren en el mismo sistema neuronal que genera ciertos antojos por los alimentos. Por lo tanto, sería posible predecir una adicción tomando en cuenta este marcador biológico. 

Desde hace mucho tiempo se sabe que el deseo es un factor clave en el uso de sustancias y en las recaídas posteriores. Sin embargo, esta es la primera vez que se estudia cómo el cerebro da lugar a ese deseo. 

¿Qué nos dice la IA sobre la adicción a las drogas?

Distintos tipos de sustancias / Vía Pixabay

Para determinar este patrón entre el deseo de consumir drogas y el de comer, los investigadores utilizaron una inteligencia artificial de aprendizaje automático. Esta IA analizó varias resonancias magnéticas para determinar la actividad cerebral de las personas con una adicción a las drogas.

Sin embargo, al hacerlo, el algoritmo mostró que algunos usuarios no adictos tenían una actividad cerebral similar. Estos participantes más tarde fueron calificados como personas que sentían antojos hacia ciertos alimentos

El patrón que observaron, y al que denominaron «firma del deseo neurobiológico (NCS)», incluye la actividad de varias áreas del cerebro. Entre ellas, el área Tegmental Ventral que estudios previos han relacionado con el uso de sustancias y el deseo. 

“Nuestros hallazgos son generales porque incluimos participantes que consumían cocaína, alcohol y cigarrillos. Entonces, hay algo común en todos estos trastornos que aparecen en un momento de deseo».

Hedy Kober, profesora asociada de psiquiatría en la Facultad de Medicina de Yale.

A raíz de este descubrimiento, los investigadores creen que el deseo por las drogas va más allá de una simple “recompensa”. Algunos factores que se consideran ahora son el contexto y los estados emocionales, que usualmente también llevan a las personas a comer en exceso. 

Sin embargo, para validar estas hipótesis se necesita profundizar en cómo el estrés o las emociones negativas aumentan la necesidad de usar drogas o de disfrutar de nuestro chocolate favorito.

Diferenciar el deseo de consumir drogas del deseo de comer

Manos y drogas / Vía Pixabay

Los investigadores están trabajando para comprender esta red de regiones cerebrales más profundamente. Su objetivo es crear a futuro un neuromarcador para predecir una adicción y poder tratarla a tiempo, antes de que aparezcan trastornos mentales. Algo impensable hace un par de años, pero posible ahora con ayuda de la inteligencia artificial.

Su IA no solo reveló que el deseo de consumir drogas y el de comer son similares, sino también desarrolló un nuevo método para detectar esta adicción a través de las resonancias magnéticas. 

Con la firma del deseo neurobiológico (NCS) se pudo diferenciar a los usuarios adictos a las drogas de los no usuarios en función de sus respuestas cerebrales. Por lo tanto, con un poco más de desarrollo, este marcador podría predecir la adicción a las drogas.

«Uno de los beneficios de tener un indicador biológico estable es que luego puedes hacerle la prueba a cualquier persona y decir si tiene o no esa enfermedad».

Hedy Kober

Los investigadores incluso consideran que el NCS puede predecir cómo responderán al tratamiento las personas con trastornos por el uso de sustancias. Eso sí, una vez que este marcador supere los ensayos clínicos. 

Por lo pronto, tendremos que esperar un poco más para poder diferenciar el deseo de consumir drogas del simple antojo por comer. Pero al menos ahora estamos bien encaminados hacia un diagnóstico predictivo de una adicción.

Referencias:

A neuromarker for drug and food craving distinguishes drug users from non-users https://dx.doi.org/10.1038/s41593-022-01228-w

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *