Una reciente investigación publicada en la revista Nutrients destaca un nuevo beneficio de la dieta mediterránea: mejora la fertilidad.

Desde hace muchos años la dieta mediterránea ha ganado popularidad por sus importantes beneficios para la salud. Pero ahora este estudio impulsado por investigadores de la Universidad de Monash, la Universidad de Sunshine Coast y la Universidad del Sur de Australia, revela que la dieta mediterránea puede mejorar tanto la fertilidad, como el éxito de la tecnología de reproducción asistida (TRA) y la calidad del esperma en los hombres.

Vía iStock.

La dieta mediterránea se centra especialmente en frutas, verduras y legumbres. También incluye cereales integrales, aceite de oliva virgen extra, alubias, frutos secos, hierbas y especias. A esta lista se suman el yogur, el queso y las fuentes de proteínas magras como el pescado, el pollo o los huevos. Mientras que las carnes rojas y procesadas sólo se comen en pequeñas cantidades.

A los incontables beneficios de la dieta mediterránea hoy se suma su capacidad para superar la infertilidad. A partir de este momento, las parejas que están buscando un embarazo pueden contar con una estrategia no intrusiva y asequible para mejorar su fertilidad. Como se sabe, la infertilidad es un problema que afecta a 48 millones de parejas y 186 millones de personas en todo el mundo.

Un nuevo beneficio de la dieta mediterránea: mejora la fertilidad

Durante el estudio, los científicos han encontrado que la dieta mediterránea posee propiedades antiinflamatorias que pueden mejorar las posibilidades de concepción de las parejas.

Son varias las investigaciones que demuestran que la inflamación puede afectar a la fertilidad tanto de hombres como de mujeres, afectando a la calidad del esperma, los ciclos menstruales y la implantación. Tomando esto como base, los investigadores llevaron adelante su estudio céntrandose en una dieta que redujera la inflamación y por ende mejorara los resultados de fertilidad. Por ello se inclinaron por la dieta mediterránea.

Vía iStock.

Otras dietas como la dieta occidental se componen de un exceso de grasas saturadas, hidratos de carbono refinados y proteínas animales. Esta dieta es más energética pero carece de fibra, vitaminas y minerales. Además, se asocia a niveles más altos de inflamación.

Simon Alesi, investigador de la Universidad de Monash, afirma «la dieta mediterránea figura sistemáticamente entre las más saludables del mundo. Pero saber que también puede aumentar las posibilidades de concebir y tener un bebé es muy prometedor. Modificar la dieta es una estrategia no intrusiva y asequible que podría mejorar la infertilidad. Por supuesto, hay que investigar más, pero como mínimo, cambiar a una dieta mediterránea no sólo mejorará su salud en general, sino también sus posibilidades de concebir».

Referencias:

Anti-Inflammatory Diets in Fertility: An Evidence Review: https://doi.org/10.3390/nu14193914

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *