Aunque no lo creas, tus emails también te espían. Y lo hacen a través de un sistema de seguimiento que permite saber cuáles de ellos abrimos y cuáles no. Este es usado por las empresas y departamentos de marketing con el fin de analizar el impacto de sus campañas. Dicho método es conocido como ‘píxeles de seguimiento’ y se trata de pequeñas imágenes de 1×1 píxeles que vienen incrustadas en un e-mail que has recibido. Suelen ser ficheros en formato GIF o PNG, ello permite también que la imagen sea transparente.

De este modo, cuando abres el email, tu equipo accede al servidor donde se almacena la imagen, hecho que le permite registrar la interacción. Como no queremso que pases por esto, aquí te enseñaremos cómo evitar ser espiado a través de tus emails gracias al sistema de “píxeles de seguimiento”.

¿Por qué son tan peligrosos los píxeles de seguimeinto que vienen en tus emails?

  • Los píxeles de seguimiento que vienen en tus emails son capaces de detectar si has abierto o no tu correo y cuántas veces lo has vuelto a abrir.
  • Si no cuentas con un servicio VPN, tu conexión les permitirá saber desde qué localización y dispositivo has accedido.
  •  Varios estudios demuestran que algunos anunciantes se dedican a vincular nuestra actividad con el email con la que muestran nuestras cookies.

Es cierto que nadie puede culpar a los responsables de marketing por recurrir a semejantes herramientas analíticas. Pero también es importante que las personas conozcan que existen maneras de evadir todo esto.

Cinco pasos que debes seguir para protegerte

revisar correo
Vía Unsplash

Estas son algunas de las acciones que puedes tomar para evitar que te espíen a través de tus inocentes emails:

  • Recurre a extensiones de terceros, tales como Ugly Email y Trocker. Estas se integran en los clientes webs de e-mail y bloquean la entrada de los píxeles de seguimiento.
  • Bloquea la apertura automática de los píxeles de seguimiento. Esto lo puedes hacer desde tu cliente web de email. Si tienes Gmail, solo tienes que dirigirte a «Configuración > General > Imágenes», y deseleccionar «Mostrar siempre imágenes externas». En Outlook, solo tienes que acceder a «General > Privacidad y datos > Imágenes externas».
  • Utiliza servicios de protección de privacidad del correo. Estas son algunas opciones: Email Protection de DuckDuckGo. Dicho sistema actúa como intermediarios entre tu cuenta de email y la de los demás. Esto evita que el servidor de origen pueda extraer datos de tu equipo.
  • Optar por una cuenta que te proteja por defecto de los emails de seguimiento: Protonmail o HEY.com. Este último es un servicio de pago que busca revolucionar el concepto de email.

¿Seguirás algunos de estos consejos para preservar tu privacidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *