¿Has intentado escribirle una carta a tu jefe con todo lo que te molesta de él? ¿O te gustaría enviarle algo similar a tu ex? Escribir una carta llena de ira, pero no enviarla, puede parecer reconfortante y hasta terapéutico. Sin embargo, la mejor manera de desahogarse y pasar página es con una carta de agradecimiento.

Dos estudios recientes de la Universidad de California afirman que, cuando las personas expresan su gratitud en una carta, se sienten más felices y tranquilos que cuando recurren a la violencia. 

Por supuesto, esto no significa que debas escribirle una carta de agradecimiento al jefe que odias o a la pareja que te abandonó. En realidad, la clave está en cambiar de remitente y dedicarle un par de líneas a la persona que más amas, ya tus padres, amigos o hijos.

El agradecimiento siempre tiene su recompensa

Vía Pexels

Los investigadores analizaron en ambos estudios los efectos de desahogarse con cartas de agradecimiento durante la pandemia de Covid-19. Gracias a esto, notaron que escribir una carta así a una persona cercana, y sobre cualquier tema que quisieran, conducía a un mayor bienestar.

«Descubrimos que aquellos que escribieron cartas de agradecimiento reportaron mayores emociones positivas, junto con el beneficio único de sentirse más animados».

Annie Regan, autora de uno de los estudios

En el campo de la psicología, la gratitud es el reconocimiento de la bondad de otra persona. Por lo tanto, es una emoción positiva que puede desencadenar otras emociones similares como la felicidad, la confianza o el amor. 

Convertir una emoción negativa en una positiva es mucho más difícil. Es por eso que la ira no es la mejor opción para desahogarse y obtener bienestar. 

¿Por qué cartas de agradecimiento?

Escribiendo una carta de papel / Créditos: Psicactiva

Además de explorar los beneficios de la gratitud, los investigadores probaron varios métodos para expresar este sentimiento. Como por ejemplo, diarios de agradecimiento, listas, mensajes de textos o publicaciones en redes sociales. Sin embargo, las cartas resultaron ser el método más efectivo a largo plazo.

Los escritores de cartas obtuvieron más beneficios que los participantes que escribieron en otros medios. Probablemente porque estas hojas de papel son algo mucho más personal y, por ende, resulta más fácil expresar ciertas emociones

“Querida mamá, estoy muy agradecido de tenerte cerca siendo un adulto. Es tan bueno tener a alguien con quien hablar sobre todas mis pequeñas preocupaciones en la vida. Sé que no siempre hemos sido abiertos para mostrar nuestros sentimientos el uno hacia el otro, pero un comentario que me hiciste recientemente me ha llegado directamente al corazón”.

El fragmento de una carta de agradecimiento extraída del estudio

La mejor forma de desahogarse es…

Manos / Vía Pixabay

A pesar de que desahogarse con cartas de agradecimiento demostró ser el método más efectivo, en realidad compartir cualquier mensaje de gratitud puede ser beneficioso. Al menos en comparación con los participantes que escriben solor mensajes de odio. 

Estos dos estudios muestran que la gratitud siempre genera más gratitud. Por lo tanto, si necesitas desahogarte en estos momentos porque tuviste un mal día en el trabajo o una pelea en casa, te recomendamos escribir una carta de agradecimiento. No necesitas enviarla, solo sacar todas las emociones positivas que guardas dentro.

Referencias:

The role of actors, targets, and witnesses: Examining gratitude exchanges in a social context https://dx.doi.org/10.1080/17439760.2021.1991449

What is the Optimal Way to Give Thanks? Comparing the Effects of Gratitude Expressed Privately https://dx.doi.org/10.1007/s42761-022-00150-5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *