Biólogos de la Universidad de Adelaide en Australia han examinado los órganos reproductivos de varias especies de serpientes australianas y se han encontrado con algo sorprendente: muchas de ellas poseen un clítoris.

Una de las biólogas se animó a hacer una incisión cerca de la cola de un espécimen de Acanthophis antarcticus y halló lo que ningún otro científico había visto antes. Ella es Megan Folwell, quien había buscado en la literatura sobre el clítoris de las serpientes pero sin suerte.

Se sabe que muchas especies de vertebrados, con la excepción de las aves, poseen clítoris. Pero, hasta ahora nadie se había dispuesto a buscar ni describir el clítoris de una serpiente.

Folwell y su equipo decidieron investigar. Llevaron adelante su estudio en el que examinaron varias especies de serpientes australianas. Sus hallazgos están publicados en la revista Proceedings of the Royal Society B, donde describen por primera vez la estructura del «hemiclitoris» bifurcado en serpientes.

Los genitales de las serpientes macho han sido bien documentados en una variedad de especies. Los machos en estas criaturas tienen una estructura llamada hemipene, un pene de dos puntas metido debajo de la base de la cola (y a menudo sostenido dentro del cuerpo hasta el apareamiento). Desde hace 200 años la literatura científica viene describiendo las diferencias entre los hemipenes, que varían en tamaño y forma.

Vía iStock.

Las serpientes también poseen clítoris

En estos siglos nadie había descrito una estructura equivalente en las serpientes hembra. Debido a la falta de evidencias se llegó a especular que los hemiclítoris de serpiente no existían o se habían reducido tanto que se han atrofiado.

La falta de investigación sobre la anatomía femenina en general es preocupante. Incluso en humanos, se sabe sorprendentemente poco sobre el clítoris. Pero, la situación se vuelve aún más compleja respecto a la anatomía reproductiva femenina y el comportamiento en animales no humanos. Los datos que se poseen son aún más escasos.

Por desgracia, la evolución genética se centró por mucho tiempo en investigar las partes masculinas. Pero este sesgo ha llevado a los científicos a pasar por alto ciertos aspectos importantes de la reproducción femenina, como la existencia de órganos completos.

Ahora, por los esfuerzos de Folwell y sus colegas, se sabe que existen hemiclítoris en al menos nueve especies de serpientes. Folwell diseccionó cuidadosamente especímenes preservados de cuatro familias de serpientes (Elapidae, Pythonidae, Colubridae y Viperidae) y los pasó por una tomografía computarizada (TC) , anotando el tamaño y la forma de cada hemiclitoris. Encontró que variaban tanto como los hemipenes.

El equipo espera que el trabajo futuro descubra una imagen más completa de la historia evolutiva del hemiclítoris y cómo encaja en el comportamiento de apareamiento de las serpientes.

Referencias:

First evidence of hemiclitores in snakes: https://doi.org/10.1098/rspb.2022.1702

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *