Este año hemos escrito cientos de artículos sobre la inteligencia artificial y cómo esta tecnología puede hacer el mismo trabajo que los programadores, redactores y operadores del servicio al cliente. Sin embargo, lejos de ser una amenaza para los humanos, hay varios usos positivos que podemos darle a una IA. 

¿Necesitas algunos ejemplos? Entonces estás en el lugar indicado. Hemos recopilado diez casos que demuestran las muchas formas en que esta tecnología puede tener un impacto positivo en la sociedad

IA contra el cambio climátic

Vía Wikimedia

Este año, la inteligencia artificial ayudó en la lucha contra el cambio climático, incluso más que los participantes de la COP27. Los investigadores utilizaron algoritmos IA para predecir futuras inundaciones e incendios forestales en zonas de riesgo. Además, con esta tecnología, lograron construir simulaciones de nuestro planeta. 

Gracias a esto, ahora es posible monitorear bosques y probar el impacto de diferentes políticas ambientales en la reducción del calentamiento global.

Purificar el agua con algoritmos

Drones / Via Pexels

Otro uso positivo que tuvo la IA este año fue en el campo de la plomería. En muchas ciudades de Estados Unidos se está utilizando un algoritmo para encontrar y eliminar amenazas subterráneas en los hogares. Como por ejemplo el plomo, un material tóxico para el ser humano que muchas veces contamina el agua que pasa por las tuberías.

En este sentido, la inteligencia artificial podría mejorar pronto la calidad del agua o mejorar el acceso a ella. 

Detectar armas mortales automáticamente 

Las minas antipersona y las municiones bélicas provocan alrededor de 3.000 muertes al año. Colombia se encuentra entre los países más afectados, junto a Sudán, Afganistán y Camboya. Sin embargo, los modelos IA ya están trabajando en el caso.

Este año se creó un sistema de aprendizaje automático que utiliza las imágenes de drones de combate para hacer el bien. Con ellas, la IA puede detectar amenazas debajo de la tierra o seleccionar las municiones a distancia, para que puedan ser desarmadas de manera segura.

La IA también salva vidas humanas

Entre todos los usos positivos que le han dado a la IA, este es sin duda el más importante. 

Los médicos ahora pueden diagnosticar enfermedades escaneando los ojos con esta tecnología. Además, se están creando modelos de inteligencia artificial para tratar a los pacientes desde casa o aliviar las salas de emergencias en los hospitales. 

Incluso algunos algoritmos ya se emplean para diagnosticar infecciones bacterianas en otros seres vivos, como los olivos. Sin duda este año se ha estrechado el vínculo entre la medicina y la IA.

Nuevos usos positivos para los desarrolladores de videojuegos 

Jugando con la PlayStation / Vía Pexels

Algunos modelos de Deep Mind pueden derrotar a los campeones humanos de videojuegos populares. Esto quizás parece un uso negativo más que uno positivo de la IA, pero no es así.

Todas esas derrotas contribuyen a la creación de mejores rivales automatizados. Los desarrolladores de videojuegos recopilan a diario estos datos para brindarles a los jugadores nuevos retos que hagan explotar su potencial. 

Bebiendo vino con inteligencia 

Otro uso positivo que le han dado a la IA este año, por absurdo que parezca, es la posibilidad de comentar cuál vino es mejor sin tener que tomarlo. Esto mediante descripciones existentes sobre la bebida en cuestión y reseñas de los consumidores.

Si te estás preguntando para qué queremos un algoritmo que sepa de vinos, la respuesta es muy simple: para ayudarte a decidir qué vino beber. Aunque el objetivo a largo plazo es mejorar el proceso de destilado de las bebidas a través de reseñas automáticas. 

Misterios biológicos resueltos con IA

La empresa DeepMind anunció hace poco que su inteligencia artificial, AlphaFold, había predicho con éxito las estructuras moleculares de casi todas las proteínas conocidas: alrededor de 200 millones. 

Este gran logro resuelve uno de los problemas más complicados de la biología, pues cada función del cuerpo humano depende de las proteínas. Por lo tanto, ahora que existe un modelo de referencia, es posible determinar el origen de algunas enfermedades genéticas. O al menos, el funcionamiento de ciertas proteínas implicadas en el desarrollo de una infección como la del dengue

La IA puede predecir futuras pandemias 

Cada vez son menos los casos de Covid-19, ¿te has preguntado por qué? La respuesta está en el uso positivo de cierta IA de aprendizaje profundo.

Los científicos están utilizando una herramienta de inteligencia artificial para analizar las mutaciones virales y predecir cuándo surgirá una nueva variante de Covid-19. Esta tecnología habría sido muy útil en 2020, sobre todo para analizar cuáles virus zoonóticos podrían saltar a los humanos. Pero al menos ahora será más fácil evitar una próxima pandemia. 

Dile no a las drogas y sí a la tecnología 

Drogas / Vía Pixabay

La IA también ha incursionado en la lucha contra las drogas, especialmente contra las sustancias recreativas. Debido a que estas versiones son químicamente distintas de las drogas originales, pueden eludir fácilmente las regulaciones gubernamentales. Sin embargo, un algoritmo está desarrollando ahora una base de datos con las moléculas que podrían utilizarse para producir nuevas drogas. Esto con la finalidad de que, en un futuro, existan regulaciones cuando salgan estas drogas al mercado.

La biodiversidad está asegurada con el uso de IA

Entre los usos positivos que le han dado a la IA este año destaca, curiosamente, su papel en la preservación de la naturaleza.

Los algoritmos de inteligencia artificial pueden analizar datos de ecosistemas en riesgo y apoyar proyectos de conservación. De hecho, ya hay un algoritmo que está ayudando a los investigadores a monitorear a los pumas sin perturbar su rutina. 

Así que la idea de que la tecnología y la naturaleza son como el agua y el aceite en realidad es falsa. Tanto o más que la creencia de que la IA es solo una amenaza para el ser humano.
Ojalá que estos ejemplos te ayuden a creer que esta tecnología también puede hacer el bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *