Si hay algo que ha representado un reto para todos aquellos que desean hacer al mundo virtual más inmersivo es lo siguiente: lograr una experiencia táctil. Pero parece que esto pronto pasará a la historia. Decimos esto porque un equipo dirigido por investigadores de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong (CityU) desarrolló un sistema avanzado de interfaz háptica inalámbrica llamado WeTac. Este se usa en la mano, tiene características suaves, ultradelgadas y recopila datos personalizados de sensaciones táctiles para proporcionar una experiencia vívida en el metaverso.

El sistema podría usarse en juegos, deportes, entrenamiento de habilidades, actividades sociales y controles robóticos remotos. De acuerdo con el Dr. Yu Xinge, profesor que dirigió la investigación:

«La retroalimentación táctil tiene un gran potencial, junto con la información visual y auditiva, en la realidad virtual (VR), por lo que seguimos tratando de hacer que la interfaz háptica sea más delgada, más suave, más compacta e inalámbrica, para que pueda usarse libremente en la mano. como una segunda piel».

Características de WeTac, el dispositivo que piensa dar una experiencia táctil real en el mundo virtual

WeTac
Vía City University of Hong Kong
  •  WeTac recientemente cuenta con un sistema electrotáctil inalámbrico suave, ultrafino e integrado en la piel.
  • Está compuesto de dos partes: una unidad de controlador suave miniaturizada, unida al antebrazo como panel de control. Y un parche manual de electrodos a base de hidrogel como interfaz háptica.
  • La unidad del controlador pesa solo 19,2 g y 5 cm x 5 cm x 2,1 mm. Así que puedes montarla en el brazo con mucha facilidad.
  • Usa comunicación inalámbrica Bluetooth de baja energía (BLE) y una pequeña batería recargable de iones de litio.
  • El parche de la mano tiene un grosor de solo 220 µm a 1 mm, con electrodos en la palma.
  • Es muy flexible y garantiza una retroalimentación efectiva en varias poses y gestos.
  • El dispositivo de alta densidad de píxeles proporciona una experiencia personalizada.

¿Cómo funciona esta tecnología?

La característica ultra suave de WeTac le permite mapear las corrientes de umbral para que los usuarios individuales determinen los parámetros optimizados para cada parte de la mano.

De este modo, y en función de los datos de umbral personalizados, la retroalimentación electrotáctil se puede enviar a cualquier parte de la mano a pedido. Y en un rango de intensidad adecuado. Esto evitará que cause dolor o sea demasiado débil para sentirla. De esta manera, la información táctil virtual, incluidas las secuencias espaciales y temporales, se pueden reproducir fielmente en toda la mano.

Los parches WeTac se usan en las manos para proporcionar patrones de retroalimentación espacio-temporales programables, con 32 píxeles de estimulación electrotáctil en la palma de la mano. La distancia media de centro a centro entre los electrodos es de unos 13 mm, hecho que proporciona una amplia cobertura en toda la mano.

WeTac 2
Vía City University of Hong Kong

El dispositivo tiene varias medidas de seguridad integradas para proteger a los usuarios de descargas eléctricas . Además, la temperatura del dispositivo se mantiene en un rango de 27 a 35,5 °C para evitar causar molestias térmicas durante el funcionamiento continuo.

Se espera que los usuarios pueden sentir objetos virtuales en diferentes escenarios, así como agarrar una pelota de tenis en un entrenamiento deportivo, tocar un cactus o sentir un mouse corriendo en la mano en actividades sociales, juegos virtuales, entre otros.

Este tipo de artefactos, sin duda, harán evolucionar el metaverso. ¿Estamos más cerca de Ready Player One?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *