Todos sabemos que las mudanzas pueden ser estresantes, por lo que conllevan: toneladas de cajas, el embalaje de cada una de ellas, la limpieza y, sobre todo, el cambio de rutina. Pero, ¿cuánto estrés puede causar mudarse de casa?

Si planeas trasladarte pronto, ten en cuenta esto. Los investigadores de la Universidad de Auckland midieron en un estudio reciente los efectos de la mudanza en el bienestar mental y el estrés. Curiosamente, sus resultados muestran que algunas personas sienten más estrés que otras al mudarse de casa. Incluso sugieren que las personas que lidian con altos niveles de estrés son las que deciden finalmente buscar otra vivienda. 

Por lo tanto, puede que estemos malinterpretando la cantidad de estrés que surge realmente durante una mudanza. 

Mudarse de casa es mucho más que embalar y trasladarse 

Cajas de mudanza / Créditos: Zome

Por lo general, pensamos que lo más agobiante de una mudanza es el traslado de cajas. Sin embargo, existen otros factores estresantes implicados en este proceso. 

Uno de ellos es la condición residencial. Los resultados muestran que el nivel de estrés promedio de los propietarios es más alto que el de los inquilinos al momento de mudarse de casa. Probablemente porque deben pensar también en qué hacer con esa vivienda: si alquilarla, venderla o mantenerla. 

Otro factor importante a tener en cuenta es la edad. Se estima que el 50% de los millennials sienten ansiedad al tener que cambiar de piso o vivienda, algo que hacen con más frecuencia que la anterior generación. Esto debido a que, muchas veces, eso supone empezar a pagar un alquiler o abandonar a sus seres queridos. Por lo tanto, el tipo de estrés que sienten es similar al de un duelo.

Los problemas económicos, la personalidad o el embarazo también pueden aumentar el estrés de una persona durante la mudanza. O al menos eso es lo que sugieren los investigadores de Auckland.

Su estudio analizó únicamente los niveles de estrés promedio de residentes entre 19 y 54 años, que vivían en la zona urbana de Auckland entre 2013 y 2018. Por lo tanto, estos factores podrían no ser representativos para toda la población que a menudo decide mudarse de casa. 

No obstante, podemos pensar que cuánto más problemas involucra la mudanza, más estresante será. 

¿El estrés es común al mudarse de casa?

Trabajando en la mudanza / Vía Pixabay

Diversos estudios sugieren que es posible mudarse de casa sin sentir estrés.  Entre las claves para gestionar mejor la transición, se mencionan una correcta organización y una buena planificación antes de dar el gran paso. Pero, en realidad, todas las mudanzas son estresantes de una u otra forma. 

Este estudio ha demostrado cuán perjudicial para nuestros niveles de estrés es mudarse de casa. Incluso los inquilinos que suelen cambiar frecuentemente de piso sienten algún tipo de estrés al hacerlo, ya sea físico o emocional.

De hecho, se estima que una de las situaciones más estresantes de la vida es la mudanza, luego de las hipotecas y los divorcios.

Por tal motivo, los investigadores le recomiendan a los gobiernos implementar programas de asistencia que hagan más asequible una vivienda para las personas que corren el riesgo de perder sus hogares. De esta manera, consideran que se reducirían los casos de mudanzas forzosas, y por ende, el estrés de este proceso.

“Avanzamos en nuestra comprensión del estrés de mudarse de casa, la influencia de la movilidad en la experiencia y los desafíos de trasladarse siendo residente».

Dr. Cheung de la Universidad de Auckland

Ten esto en cuenta el día que decidas mudarte: el estrés estará presente. No obstante, si lo único que te preocupa es el embalaje y el traslado, podrás lidiar con él sin problemas. 

Referencias:

Measuring the Stress of Moving Homes: Evidence from the New Zealand Integrated Data Infrastructure https://dx.doi.org/10.3390/urbansci6040075

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *