Es difícil imaginar dónde estaría hoy la medicina de no ser por aparatos como los microscopios o los marcapasos. En su momento, estos dispositivos eran lo más sofisticado que podías encontrar en un hospital. Pero este año han llegado otros avances tecnológicos al campo de la medicina que podrían cambiarlo todo

Aquí te contamos los más importantes. En esencia, cinco nuevas formas de diagnosticar, tratar y prevenir enfermedades que serán muy comunes en 2023.

Los ojos biónicos 

Vía Pixabay

Si bien los ojos biónicos aún se encuentran en desarrollo, ya tenemos varios ejemplares exitosos. Como es el caso del implante de Science Corp o de un microchip de dos milímetros creado por el Moorfields Eye Hospital de Londres.

Además, este año se realizó el primer trasplante de ojo biónico a una mujer de 88 años con degeneración macular relacionada con la edad (DMRE). La paciente recuperó parte de su visión después de recibir el implante y un par de anteojos equipados con una cámara. Esta cámara escanea su entorno y transmite la información a su ojo biónico, que luego la envía al cerebro a través de señales eléctricas.

Por lo tanto, este avance tecnológico en la medicina constituye el paso más importante hasta ahora en la lucha contra la ceguera

Prótesis intuitivas 

Gracias a la IA, se ha producido otro importante avance tecnológico en la medicina moderna. Nos referimos a prótesis que pueden “aprender” y ejecutar movimientos fluidos. 

La startup tecnológica, Esper Bionics, desarrolló este año un brazo biónico que detecta la actividad muscular y reacciona como un brazo normal. Esto mediante una IA de aprendizaje profundo que recopila información sobre el paciente y sus movimientos. 

Esta prótesis aún no está disponible, pero varios pacientes pueden acceder a ella aceptando ser sujetos de prueba. Por lo tanto, si todo va bien, en 2023 podría ser otro tipo de prótesis al alcance de todos. 

Las proyecciones 3D de tumores

Médicos viendo un tumor en 3D con VR / Créditos: Static israel

Para medir la magnitud de un tumor, los médicos suelen utilizar las imágenes 2D que obtienen a partir de resonancias magnéticas. Pero eso podría cambiar en 2023, con ayuda de la realidad virtual.

Investigadores del Cancer Research UK desarrollaron un innovador software VR que permite mapear los tumores en 3D. Lo que significa que se puede rotar el tumor para ver su profundidad, forma y otros secretos que antes solo eran una hipótesis. 

Los exoesqueletos biónicos

Siguiendo la moda de los dispositivos biónicos tenemos exoesqueletos para los niños con enfermedades neuromusculares, como la atrofia muscular o la parálisis cerebral. Sin duda, otro gran avance tecnológico de la medicina.

La empresa tecnológica española Marsi Bionics creó este año a ATLAS 2030, un exoesqueleto equipado con sensores que funcionan como articulaciones. Por lo tanto, este dispositivo puede reconocer las intenciones de movimiento del niño y convertirlas en acciones.

Bioimpresión de órganos 

Finalmente, el avance tecnológico más importante del año, al menos en el campo de la medicina, han sido las bioimpresiones. Una nueva técnica que permite crear órganos funcionales para un trasplante sin tener que esperar a un donante. 

Aún es pronto para asegurar que en 2023 se pueda imprimir un pulmón o un corazón, pero los científicos están trabajando en el asunto. Por ahora, pueden crear un saco de aire pulmonar del tamaño de una moneda y un hígado en solo 19 minutos. Así que, ¿imagina lo que podrán hacer en un par de meses más?

La tecnología y la medicina han compartido historia durante mucho tiempo. No obstante, estos avances nos demuestran que ahora se han vuelto prácticamente inseparables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *