Seguramente has escuchado el término “antimateria” en más de una ocasión. A la mayoría de las personas esta palabra les hace pensar en películas de ciencia ficción, pero realmente existe. La antimateria fue descubierta en 1932, y recientemente los físicos han determinado que viaja por nuestra galaxia. 

¿Qué hace la antimateria? ¿Por qué existe? Esas son preguntas que todavía no tienen respuesta. Sin embargo, sí podemos explicarte de dónde vienen estas partículas con carga invertida y cómo logran moverse.

El origen de la antimateria 

Comencemos por lo básico. La antimateria es el espejo de la materia real que todos percibimos, por lo que también tiene una masa, una carga eléctrica, un momento angular y un momento magnético. 

La única diferencia sustancial entre ambas es que las cargas de la antimateria son opuestas de sus contrapartes ordinarias. Mientras que la materia tiene dos electrones de carga negativa, la antimateria posee antielectrones de carga positiva. Y esto mismo ocurre con los protones.

En esencia, hay átomos con núcleos y átomos con antinúcleos. Ahora, ¿por qué esto es importante para entender su origen? Pues porque, al igual que la materia, la antimateria se formó hace 14 mil millones de años con el Big Bang. O al menos eso es lo que sugieren la mayoría de los estudios. 

De esta colisión, se estima que se crearon la misma cantidad de partículas de materia y antimateria. Sin embargo, actualmente la balanza no es tan pareja debido a una característica de los antinúcleos: cuando entran en contacto con los núcleos de materia, se aniquilan.

Con el paso del tiempo, estas partículas se han vuelto cada vez más escurridizas. Pero los físicos han encontrado algunos lugares cósmicos que podrían esconder o crear la antimateria que viaja por nuestra galaxia. Como es el caso de las nubes de escombros que se forman tras la colisión de rayos cósmicos, la materia oscura o estrellas compuestas completamente de antimateria. 

¿Cómo viaja por la galaxia la antimateria?

Tierra / Vía Pixabay

Ahora que sabemos lo básico, pasemos a lo más complejo: la detección de estas cosas misteriosas.

Hace un par de años, se creía que la antimateria desaparecía al viajar por la galaxia. Pero un gran estudio internacional determinó que, en realidad, los antinúcleos no son absorbidos por el medio estelar. Lo que significa que no solo son capaces de sobrevivir largos periodos, sino también de llegar hasta la Tierra. 

“Nuestros resultados muestran por primera vez que los núcleos de antihelio-3 provenientes del centro de la galaxia pueden viajar a lugares cercanos”. 

Andrea Dainese, física de ALICE

Para seguirles la pista a la antimateria, el equipo utilizó a ALICE (A Large Ion Collider Experiment). Este detector de 11.000 toneladas investiga colisiones entre iones pesados y otras partículas. Por lo tanto, puede detectar incluso antinúcleos. 

Gracias a esto, los físicos descubrieron que la Vía Láctea tiene cierta transparencia, es por eso que la antimateria puede viajar por la galaxia sin problemas.

Vía Láctea / Vía Pexels

Con “transparencia” no se refieren al color de la galaxia, sino a cuán permisivo es su medio interestelar para los antinúcleos que se desplazan por el espacio. Ellos estiman que los núcleos de antihelio-3 pueden viajar varios kiloparsecs (miles de años luz). Esto debido a que encontraron una transparencia del 50 % para la antimateria generada por la materia oscura, y un rango de transparencia del 25 % al 90 % para la antimateria creada con rayos cósmicos.

Por lo tanto, los antinúcleos no son simplemente material para novelas de ciencia ficción. En realidad existen y se mueven mientras nosotros no los vemos. 

Los físicos esperan poder identificar la antimateria que viaja por nuestra galaxia con ayuda de ALICE. No porque las partículas sean peligrosas en sí, sino porque a través de ellas podrán conocer más sobre la materia oscura y el universo que todavía desconocemos.  

Referencias:

ALICE estimates how transparent the Milky Way is to antimatter https://home.cern/news/news/physics/alice-estimates-how-transparent-milky-way-antimatter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *