Si nos sentamos a hacer cuentas, nos sorprenderíamos al ver la gran cantidad de proyectos que nacen, fracasan y mueren en un mismo año. Sabemos que crear una startup tecnológica no es tan fácil como parece. Por ello, queremos ayudarte a tener éxito hablándote de las cosas que debes evitar hacer a la hora de establecer tu empresa.

Siempre ten presente que el primer año es crucial para cualquier negocio, así que las pautas que te daremos aquí te resultarán de gran ayuda en todo momento.

10 cosas que debes evitar a la hora de crear una startup tecnológica

ideas startup
Vía Unsplash

No haber pensado en una estrategia de negocio sólida

Lo primero que debes hacer a la hora de crear una startup tecnológica es identificar el problema o necesidad que tu empresa pretende resolver. Después de esto, será importante identificar el mercado objetivo y tus competidores. ¿Qué puedes ofrecer que ellos no? ¿En qué podrías destacar sobre el resto?

Luego de hacer esto, llega la hora de establecer objetivos, pero estos deben ser medibles, concretos y formar parte de un plan detallado para alcanzarlos. Recuerda incluir en tu estrategia una hoja de ruta detallada para el desarrollo y lanzamiento del producto o servicio. Al igual que un plan de marketing y ventas para atraer y retener clientes. La estrategia de negocio de una startup de tecnología debe ser un documento denso que sirva de guía para la empresa.

Falta de recursos financieros suficientes para cubrir los costos de inicio y operación de la startup

  • La opción más común es buscar financiación a través de inversores.
  • Otra alternativa es solicitar préstamos o créditos a entidades financieras, recuerda que esto puede requerir garantías o avales.
  • También puedes buscar subvenciones o ayudas gubernamentales o de organismos especializados en apoyar a las startups.
  • Incluso puedes utilizar los ahorros personales o buscar apoyo de amigos y familiares.

Recuerda siempre tener un plan detallado para saber cómo vas a invertir los recursos financieros y cómo se generará valor a largo plazo para la empresa y sus inversores.

Carecer de un equipo experto y comprometido con la empresa

Define las necesidades de tu startup tecnológica en términos de habilidades y conocimientos. Para ello, puedes utilizar algunas herramientas y canales para buscar candidatos adecuados. Hoy en día puedes publicar un anuncio en LinkedIn, contactar a los candidatos de forma directa o simplemente usar tus redes sociales. Las opciones son varias, pero lo importante es que seas riguroso en tu selección. Eso te permitirá evaluar de forma cercana las habilidades y el compromiso de los candidatos. No olvides incluir un salario competitivo, beneficios y oportunidades de desarrollo.

No tener una buena gestión del tiempo y las tareas

A la hora de crear una startup tecnológica, debes entender que tu tiempo y el de tu equipo es oro. Procura solo hacer reuniones necesarias, medir el tiempo que invertirás en las tareas y encontrar posibles errores de gestión. Cumple con tus lapsos de tiempo y empieza a conocer tu ritmo de trabajo.

Presentar una comunicación deficiente con los clientes y el mercado

No debes creer que tienes una buena idea sin haberlo verificado con tus clientes e inversores miles de veces. Escucha al mercado, usa herramientas de medición y haz encuestas. Todo esto es un trabajo que requiere paciencia y cuidado. Trata de darte tu tiempo.

No tener una visión a largo plazo y del crecimiento de la empresa

Es muy fácil pensar solo en el éxito del  primero año, pero también hay que tener en mente el siguiente y el próximo del siguiente. No puedes avanzar si no sabes hacia dónde quieres llegar y todo lo que deseas lograr con tu empresa.

Si no hay innovación en tu producto, el camino no va bien

La originalidad es aquí la clave del éxito. No puedes pretender llamar la atención de los usuarios si no les ofreces algo útil e interesante. Piensa bien en lo que deseas ofrecer, es la única forma de resaltar en un mar repleto de apps nuevas.

No adaptarse a los cambios del mercado y a la competencia

Recuerda que todos los días el mercado cambia, Las personas cada día se concentran menos. Así que, lo que antes era una buena idea, hoy podría no serlo. Debes aprender a bailar con la competencias y el interés del mercado.

Tener una mala estrategia de marketing y carecer de una presencia online sólida

Define tu presencia online. Intenta crear reels, tweets divertidos, memes…Cualquier cosa que llame la atención y defina como empresa te será de ayuda. Sin las redes sociales no somos nada, asíq ue debes empezar a tomártelo en serio.

No contar con una buena gestión de riesgo y un plan de contingencia

En caso de obstáculos o problemas imprevistos, no solo puedes conformarte con tener un plan B, debes tener un C y un D. Hoy en día los riesgos están a la orden del día, así que debes ajustarte a todo ello como tal.

¿Ya te sientes más cómodo con la idea de crear una startup tecnológica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *