Es difícil dormir en invierno. Aunque nuestro cuerpo se sienta cansado desde la mañana, nuestra mente simplemente rechaza la idea de irse a la cama temprano. En consecuencia, terminamos pasando la noche en vela o durmiendo en la madrugada, lo que ocasiona que nos despertemos mucho más tarde. 

Los humanos somos lo opuesto a los animales que hibernan durante las estaciones más frías. Pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué? 

Aunque no lo creas, esto no tiene nada que ver con nuestros hábitos de sueño. La respuesta está en la falta de luz solar, que retrasa nuestra hora de dormir.

Un estudio reciente confirmó que, cuando las horas de luz diarias son limitadas, el  reloj circadiano a cargo de nuestro ciclos de sueño se altera. Por lo tanto, si no recibimos suficiente luz solar durante el día, tendremos muchos problemas durante la noche

La importancia de la luz durante el invierno

El sol apunto de desaparecer en el horizonte / Vía Pixabay

Para dar con este hallazgo, cuanto menos controversial, los investigadores estudiaron a 507 alumnos de la Universidad de Washington. Concretamente, midieron su rutina de sueño durante varias estaciones, incluyendo el invierno de 2015 y 2018.

Ellos esperaban que el verano fuera la época más preocupante para sus relojes circadianos, debido a toda la luz disponible a la hora de dormir. Pero curiosamente descubrieron que, en invierno, los estudiantes se acostaban en promedio 35 minutos más tarde y se despertaban 27 minutos más tarde que en los días escolares de verano.

Los datos en los monitores de muñeca de los estudiantes muestran que sus patrones de sueño cambiaron cuando hubo una menor exposición a la luz solar. Es decir, cuando los días comenzaron a hacerse más cortos. 

A raíz de esto, el equipo concluyó que “el invierno estaba retrasando 40 minutos los ciclos circadianos de los estudiantes”. Pero, en realidad, la falta de luz solar está alterando la hora de dormir de todos nosotros. 

«Si no se expone lo suficiente a la luz cuando sale el Sol, eso ‘retrasa’ su reloj y retrasa el inicio del sueño por la noche».

Horacio de la Iglesia, profesor de biología del Instituto Allen de Ciencias Celulares

¿Se puede usar la luz del Sol para dormir mejor?

Vía Pixabay

Ahora que sabemos lo importante que es la luz solar durante el invierno, podemos usarla a nuestro favor para dormir más temprano. 

Para la mayoría de los humanos, el reloj circadiano que rige cuando estamos despiertos o dormidos dura aproximadamente 24 horas con 20 minutos, y se calibra diariamente con la información de nuestro entorno. Por lo tanto, podemos equilibrarlo con una simple práctica matutina: salir a tomar el Sol.

Incluso de los días nublados de invierno podemos extraer algo de luz solar que nos será útil en la noche, a la hora de dormir. 

Los expertos aseguran que cada hora de luz diurna puede adelantar nuestro reloj circadiano unos 30 minutos. Así que lo ideal sería salir de casa durante esta época, especialmente en la mañana. Eso sí, con la vestimenta adecuada. 

Una exposición tardía solo retrasa aún más nuestra hora de dormir, al igual que usar luces artificiales en lugar del Sol. Por lo tanto, una buena higiene del sueño en invierno depende de la cantidad de luz solar disponible y el momento del día en que la recibes.

“Lo que encontramos aquí es que, dado que los estudiantes no estaban expuestos lo suficiente a la luz diurna en el invierno, sus relojes circadianos se retrasaron en comparación con el verano”.

Horacio de la Iglesia

En este sentido, es importante que consideremos la posibilidad de salir más seguido en el invierno. Sabemos que la gran mayoría rechaza esta idea por el frío o por el bullicio de la época navideña. Pero la evidencia demuestra que, si no agregamos un poco de luz solar a nuestras vidas, no podremos dormir mejor durante el invierno. 

Referencias:

Daytime light exposure is a strong predictor of seasonal variation in sleep and circadian timing of university students https://doi.org/10.1111/jpi.12843

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *