Si el olor de la cebolla te da sueño en lugar de ganas de llorar, no estás solo. Los antiguos egipcios utilizaban esta verdura de apariencia inofensiva para combatir el insomnio unos 5.000 años atrás, y eso que no conocían sus mecanismos químicos. 

Nosotros sabemos que la cebolla es una extraordinaria fuente de salud, además de un gran desinfectante, laxante, y antiséptico. Todo ello gracias a sus vitaminas, minerales y, en particular, a los sulfóxidos de aminoácidos que este alimento extrae del azufre del suelo. Pero la gran mayoría todavía desconoce que estos sulfóxidos también producen un sedante natural para el cerebro: el S-óxido de sinpropaneta. 

Quizás no sea similar a la anestesia, pero tampoco tiene nada que envidiarle. Este gas se libera cuando cortamos una cebolla a la mitad. En algunas personas provoca que los ojos lagrimean y en otras induce la somnolencia. 

Si no nos crees toma una cebolla pequeña, córtala en rodajas y huele el hedor un rato. Te aseguramos que sentirás algo en tus fosas nasales, a no ser que seas inmune a los olores fuertes. 

La química detrás de las cebollas que dan sueño

Vía Pixabay

El S-óxido de sinpropaneta es un compuesto que surge cuando las células selladas de la cebolla se rompen y entran en contacto con el resto de enzimas. El gas, más ligero que el aire, se eleva rápidamente y crea una nube olorosa alrededor de la verdura. 

Quizás parezca una reacción inesperada, pero realmente no es así. Dado que las cebollas crecen en la tierra, el territorio de los bichos y las amenazas, necesitan un mecanismo de defensa para evitar ser comidas por sus depredadores. Este “mecanismo” es precisamente el S-óxido de sinpropaneta. 

Así que, si la cebolla te da sueño es porque ella así lo quiso. 

Su olor, transmitido al cerebro a través de las fosas nasales, hace que se manifieste una somnolencia que puede durar toda la noche. Esto debido a que irrita ligeramente las cavidades nasales, lo que humedece la nariz facilitando así la respiración y, por tanto, el sueño.

La cebolla, ¿un remedio para el insomnio?

Otros alimentos que dan sueño, entre ellos la cebolla / Vía Pixabay

Aclarado esto, cabe destacar que no todas las cebollas tienen el mismo efecto. Las blancas y rojas tienen concentraciones más altas de la enzima necesaria para crear este sedante natural. Por lo tanto, son las únicas que podrían ayudarte a dormir de diferentes maneras. 

Hay muchos remedios caseros con estas verduras, y uno de los más peculiares es el “tarro de cebolla”. Todo lo que necesitas hacer es cortar una cebolla, guardarla en un frasco y, antes de acostarte, inhalar los vapores el tiempo que puedas.

Comer cebollas antes de dormir también es un buen remedio para combatir el insomnio. Existen recetas exquisitas e incluso tés de cebolla inspirados en el uso que le daban los egipcios. 

Ahora bien, si la cebolla te da sueño y quieres evitar que eso pase, lo ideal sería cubrir tu nariz para evitar así su último aliento. 

Referencias:

Effects of onion extract containing concentrated cysteine sulfoxides on sleep quality: a randomized, double-blind, placebo-controlled, crossover study https://doi.org/10.1007%2Fs10068-020-00829-0 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *